Elecciones 10-N

1.573.256 castellano-manchegos podrán votar en 3.057 mesas electorales

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francho Tierraseca, ha apuntado que la solicitud de voto por correo ha descendido en un 17,5 por 100 en la región

Rueda de prensa ofrecida por el delegado del Gobierno en CLM.

Un total de 1.573.256 castellano-manchegos están llamados a las urnas el 10 de noviembre y para que puedan ejercer su derecho al voto, se instalarán 3.057 mesas electorales en 1.457 locales en toda la región, que contarán con 6.166 urnas.

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francho Tierraseca, ha presentado en rueda de prensa el dispositivo puesto en marcha por la Delegación del Gobierno y las cinco subdelegaciones con motivo de las elecciones generales del domingo 10 de noviembre, una cita para la que se han elaborado más de 16 millones de papeletas y 2,56 millones de sobres de votación.

Tierraseca ha detallado que del total de votantes, 1.539.882 residen en Castilla-La Mancha y 33.374 lo hacen en el extranjero y ha valorado que los inscritos en el censo electoral de residentes ausentes (CERA) se ha incrementado en un 17 por 100, un dato en el que hay que tener en cuenta que, al ser una repetición de elecciones, se ha prorrogado la inscripción en el CERA en relación a los comicios del 28 de abril.

También ha indicado que la solicitud de voto por correo ha descendido en un 17,5 por 100 en Castilla-La Mancha, hasta las 49.938 solicitudes y por provincias, 14.358 corresponden a Toledo; 13.152 a Ciudad Real; 10.018 a Albacete; 6.248 a Cuenca y 6.162 a Guadalajara.

Entre el total de electores, 10.300 se han incorporado al censo electoral con respecto a las elecciones del 28 de abril ya que en estos meses han cumplido la mayoría de edad.

Declaraciones del delegado del Gobierno en CLM

Por provincias, 514.065 toledanos están llamados a las urnas este domingo; 389.286 por la provincia de Ciudad Real; 302.449 por Albacete; 182.817 por Guadalajara; y 151.265 por Cuenca.

Estos electores podrán depositar sus votos en las 6.116 urnas repartidas por toda Castilla-La Mancha y, en concreto, Tierraseca ha indicado que con respecto a las elecciones de abril, se han entregado 48 urnas nuevas y se han repuesto 68 cabinas de votación -de las 2.849 que usan en total en la región- ya que el temporal de lluvia registrado a finales de septiembre, ha dañado parte del material electoral que los ayuntamientos conservaban en los locales situados en sótanos y que, por tanto, han quedado inutilizados.

«Es una cantidad pequeña», ha considerado el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, que ha calculado que el presupuesto para la logística material de las elecciones es de 2.828.000 euros, un coste similar al de las elecciones de abril.

En total, a estos comicios se han presentado en las cinco circunscripciones de Castilla-La Mancha 10 candidaturas más, de ellas seis al Congreso más que el 28 de abril y cuatro candidaturas más al Senado.

En cuanto al personal movilizado para el 10 de noviembre, 19.253 personas velarán por el desarrollo normalizado de la jornada, entre ellos 6.000 agentes de la Policía Nacional, Guardia Civil y de los distintos cuerpos de las policías locales, que trabajarán para que en Castilla-La Mancha «se pueda ejercer el derecho al voto en las mejores condiciones».

Con todo, ha señalado que las jornadas electorales suelen discurrir con normalidad en la región y «las únicas incidencias» es que «por alta participación» se acaben las papeletas de alguna candidatura, si bien ha subrayado que hay «stock de papeletas» suficiente como para que no falte de ninguna candidatura.

En cuanto al incidente relacionado con que han llegado papeletas del PSOE de Cáceres a Guadalajara y que se han distribuido papeletas de candidaturas de Albacete en Cáceres, Tierraseca ha recordado que las juntas electorales han determinado que se darán por válidas, aunque no correspondan con la provincia donde se vota, y ha achacado el error a «la logística del reparto de los paquetes de papeletas».