Ocurrió el sábado 17 de agosto

Amenazan de muerte a una médica y una enfermera en un aviso domiciliario en La Gineta (Albacete)

Las sanitarias acudieron porque una mujer tenía un ataque de ansiedad, se negó al traslado al hospital, amenazando con un cuchillo a ambas, el hermano de la paciente también les amenazó diciendo que "no saldrían vivas" de la casa si no pedían que no fuese la Guardia Civil

Imagen de archivo de un vehículo del Sescam. Foto - Angélica Molina

Una enfermera y una médica fueron amenazadas de muerte y coaccionadas con un cuchillo durante un aviso domiciliario para atender a una paciente en La Gineta (Albacete).

Así lo denuncia el sindicato Satse en un comunicado de prensa, en el que detallan que la agresión se produjo el sábado 17 de agosto sobre las 21:30 horas tras recibirse un aviso en el Centro de Salud de La Roda para atender a una paciente aquejada por un ataque de ansiedad.

La mujer estaba bastante alterada y los sanitarios, a la vista del estado de la paciente, intentaron calmarla sin éxito y le dijeron que la trasladarían al Hospital del Perpetuo Socorro de Albacete.

La paciente se negó al traslado y pidió que llamasen a su hermano. Cuando llegó, lejos de calmar a su hermana, comenzó a increpar a las sanitarias, bajo un estado ostensiblemente nervioso, tal y como apunta en un comunicado de prensa Satse.

Ante el nerviosismo y la agresividad mostrada por el hombre y no siendo conveniente para la paciente dejarla sola esa noche, se llamó a la Guardia Civil para que acudiera al domicilio y ayudara a calmar tanto a la paciente como a su hermano.

El hermano las amenazó de muerte

En ese momento la paciente se salió de la sala y volvió a ella con un cuchillo de cocina en actitud agresiva para ambas sanitarias, que intentaron convencerla de que no sería ingresada contra su voluntad. Entonces, el hermano al enterarse de que se había llamado a la fuerza pública amenazó y coaccionó a ambas sanitarias advirtiéndoles de que si no llamaban de nuevo a la Guardia Civil diciéndoles que no era ya necesaria su presencia “no saldríamos de allí vivas”, tal y como han relatado ambas profesionales.

Tras las amenazas y coacciones las sanitarias realizaron la llamada a la Guardia Civil y tras finalizar se marcharon corriendo del domicilio. Con posterioridad, tanto la Guardia Civil como el 112 acudieron al domicilio en el que, sin embargo, no les abrieron.

Las profesionales han denunciado los hechos ante la Guardia Civil y también han presentado la comunicación de este episodio violento ante el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam).

Desde SATSE consideran “inaceptable este tipo de agresiones contra los profesionales sanitarios y pide que se adopten las medidas de seguridad “eficaces y contundentes” para evitar este tipo de ataques. Además el Sindicato de Enfermería destaca la importancia de aumentar la formación de los profesionales para afrontar situaciones conflictivas y desarrollar protocolos de actuación ante agresiones que no se queden en el papel”.

El sindicado aboga “por poner todos los medios necesarios para la concienciación de los usuarios del sistema sanitario, para el buen uso de los medios que el Sescam pone a su disposición, ya que, no se entiende el maltrato físico y verbal que deben de soportar de forma tan frecuente los trabajadores”.

Por último, instan a los profesionales sanitarios a que denuncien todas las agresiones, tanto físicas como verbales, como mejor instrumento para disuadir a los posibles agresores, así como para que se refuercen las medidas de seguridad en los centros y se aumente el número de profesionales.

Bajo el lema “Stop agresiones. Nada justifica una agresión”, Satse lleva a cabo una nueva campaña de información y sensibilización para acabar con este grave problema que afecta, especialmente, a los profesionales de Enfermería. Todas las acciones buscan sensibilizar a los ciudadanos sobre la necesidad de que se mantenga, en todo momento, una relación de respeto y confianza entre profesionales, pacientes y familiares.