17 detenidos

Caen dos bandas que robaban desde chatarra a herramientas en empresas de Guadalajara, Toledo y Madrid

A los 17 detenidos se les imputan la autoría de 17 hechos delictivos, cometidos en Madrid, Toledo y Guadalajara, constatando que llevan actuando desde 2015

La Guardia Civil ha informado hoy de la detención de 17 personas en la localidad madrileña de Pinto como presuntas autores de una veintena de robos y hurtos perpetrados en el interior de empresas del sur de Madrid, Guadalajara y Toledo.

Según una nota de prensa del cuerpo, en el marco de la Operación “Randel” los agentes de la Guardia Civil en el Área de Investigación del Puesto Principal de Pinto han desmantelado dos grupos “perfectamente estructurados” especializados en el robo y hurto de material en el interior de empresas.

La investigación del caso comenzó en mayo pasado tras ser detectado un incremento de robos en el interior de empresas de la localidad madrileña, en las que el objetivo era chatarra, hierro, aluminio y herramientas.

El estudio de las imágenes aportadas por las víctimas y los controles realizados por la Guardia Civil en las zonas industriales, permitieron identificar a los integrantes de uno de los dos grupos, quienes fueron detenidos en junio, en la primera fase de la operación, y que permitió la detención de siete personas y un investigado, todos ellos varones y de nacionalidad española.

Los agentes, dice la nota, centraron entonces sus esfuerzos en localizar a los integrantes del segundo grupo, el cual estaba conformado por miembros de una misma familia, que adoptaban diversas medidas de seguridad.

En el momento de perpetrar los robos, hasta el lugar se desplazaban un mínimo de tres personas y las más jóvenes eran las que accedían al interior del recinto, saltando la valla perimetral, mientras en el exterior se quedaban para vigilar los mayores y más experimentados.

En la segunda fase de la operación fueron detenidos diez integrantes de este segundo grupo y se dispuso la investigación de otra persona.

A todos los integrantes de estos grupos se les imputan la autoría de 17 hechos delictivos, cometidos en Madrid, Toledo y Guadalajara, constatando que llevan actuando desde 2015.