Se puso en marcha en 2007

Cierra la protectora de animales de Toledo por falta de apoyo y de un refugio

La asociación ha señalado que el cierre a la entrada de animales que llevó a cabo antes del pasado verano de 2018 era la "antesala de la sopesada decisión de cesar la actividad como entidad protectora de animales"

La Asociación para la Protección, Adopción y Defensa de los animales de Toledo (Apadat) ha decidido cerrar sus puertas ante la falta de apoyo y los problemas que le acarrea no contar con un refugio.

En un comunicado de prensa, la asociación ha señalado que el cierre a la entrada de animales que llevó a cabo antes del pasado verano de 2018 era la “antesala de la sopesada decisión de cesar la actividad como entidad protectora de animales”.

En este sentido, ha recordado que Apadat ha trabajado con animales en Toledo desde el año 2007 hasta el 2011 con el objetivo de “dignificar, engrandecer y acercar el mundo animal a la ciudadanía”, ejerciendo no solo labores de rescate y adopción, sino también de concienciación, denuncias y eventos.

Por ello, Apadat ha considerado que a lo largo de los últimos años ha aportado “un gran valor” a la provincia toledana y ha intentado que su trabajo, pese a ser voluntario, siempre fuera “de calidad”.

La decisión del cierre, ha explicado, se debe a las “dificultades” para continuar realizando el trabajo con el mismo nivel, además de que cada vez cuenta con menos acogidas firmes, menos apoyo constante voluntario, así como los problemas de ubicación por no contar con refugio.

No obstante, a pesar de haber recibido subvenciones, Apadat ha asegurado que ha mantenido sus cuentas al día, y ha añadido que con esfuerzo y trabajo ha conseguido “salvar muchas vidas y hacer milagros” con los animales.

Los animales con los que contaba han sido cedidos a otras organizaciones

Pese al cierre, ha indicado que los miembros de Apadat seguirán apoyando y trabajando de un modo u otro la causa, y los animales con los que contaba han sido cedidos a otras organizaciones como “Más vida” y la asociación animalista “Su voz”.

En concreto, la primera de las asociaciones tutelará los caninos y la segunda de ellas los felinos, con la finalidad de encontrarles una familia adoptiva.

El cierre oficial aún se demorará un tiempo por cuestiones legales y administrativas, ha concluido la protectora de animales de Toledo.