Los seis detenidos viven en Nambroca, Torrijos y Gerindote

Desarticulan una banda criminal que robaba en pueblos de Toledo y Ciudad Real durante las fiestas

Se informaban de los pueblos que celebraban sus fiestas patronales y entraban en las casas aprovechando la ausencia de los vecinos para robar dinero y joyas

Una banda criminal compuesta por seis personas ha sido desarticulada por la Guardia Civil al comprobarse que se dedicaban a robar en municipios de las provincias de Toledo y de Ciudad Real durante las fiestas patronales y aprovechando que los vecinos estaban en las verbenas o en los actos programados.

Seis detenidos de la banda criminal

Los seis detenidos (cuatro españoles y dos extranjeros) son vecinos de Nambroca, Torrijos y Gerindote, y tienen entre 22 y 30 años. Además, se está investigando a otras tres personas.

La investigación de la denominada operación “Cirajana” comenzó a raíz de varios robos que se produjeron en dos pequeñas localidades de la provincia de Ciudad Real. En las mismas fechas se comprobó que se había producido un incremento de robos, con las mismas características, en otros municipios.

A partir de ese momento y gracias también a la colaboración ciudadana y a las inspecciones oculares que se realizaron, la línea de investigación determinó cuál había sido el modus operandi y quienes habían participado en los hechos.

El grupo, perfectamente organizado, se informaba sobre qué localidades estaban en fiestas para aprovechar que los vecinos se hallaban fuera de sus viviendas. Así, entraban en ellas y robaban el dinero y las joyas que hubiera. Una tercera persona era quien compraba estos artículos y los daba salida en varios establecimientos de “compro oro” de los que era el propietario.

La operación concluyó con un registro domiciliario en un barrio de un municipio de la provincia de Toledo, recuperándose efectos como una escopeta de cañones recortados del calibre 12 con su munición correspondiente, un puñal, colgantes de oro, básculas de pesaje, útiles y herramientas para el tratamiento de oro y metales preciosos, un detector de pureza de diamantes y 7.600 euros en efectivo.