Según la concejala de Hacienda

El Ayuntamiento de Toledo no tendrá deuda en 2020, un año antes de lo previsto

Gracias al superávit de 2018, que asciende a 16,1 millones de euros

Mar Álvarez, concejala de Hacienda; y Noelia de la Cruz, portavoz del Gobierno municipal de Toledo.

El Ayuntamiento de Toledo ha informado de que, si se mantienen los resultados del superávit como hasta el momento, podrán finiquitar la deuda en 2020, un año antes de lo previsto y que en 2021 sólo tendrán que ocuparse de algunos flecos e imprevistos de último momento.

En una rueda de prensa en la que se han dado a conocer los asuntos tratados en la Junta de Gobierno Local, la concejala de Hacienda y Transparencia, Mar Álvarez, ha explicado que en la reunión del órgano de gobierno local se ha aprobado que el superávit de 2018, que asciende a 16,1 millones de euros, se utilizará para amortizar parte de la deuda del Ayuntamiento.

Mar Álvarez ha puntualizado que estos 16 millones de euros de superávit permite continuar “enjugando los créditos y las deudas que tenía el Ayuntamiento” y que son “fruto de la buena gestión” de este último periodo legislativo, lo que ha posibilitará finalizar la deuda antes de lo esperado.

La concejala ha recordado las palabras de su antecesor en el cargo, José Pablo Sabrido, quien hace un año anunció que con los datos de ese momento, la deuda se finiquitaría en el 2021, pero Álvarez ha afirmado que “si las cosas siguen igual”, según sus datos, podrán adelantarlo un año antes de sus predicciones.

Asimismo, ha añadido que su propuesta es “aplicar de forma continuista” los 16,2 millones de euros de superávit, frente a los 12,1 millones de euros del año anterior, y que “si todo se mantiene en el mismo nivel de ingresos y gastos y el escenario presupuestario autonómico y nacional” en el que se mueve el Ayuntamiento no varía, a finales de 2019 la deuda viva del Ayuntamiento rondaría los 13 millones de euros “quitando flecos e imprevistos de último momento”, lo que les permitiría finiquitar la deuda en 2020.

Permitirá acabar con los “encorsetamientos” del Ayuntamiento de Toledo

Álvarez ha señalado que esto permitirá acabar con los “encorsetamientos” que supone la deuda a la hora de tomar decisiones presupuestarias y de inversiones para el Ayuntamiento el tener que cumplir con la normativa nacional, la regla de gastos y la contención de gasto.

“Nuestra propuesta es adelantar un año la finalización de la deuda del Ayuntamiento de Toledo, lo cual nos dará mas libertad de tomar decisiones que afectan a todos los ciudadanos”, ha argumentado la concejala.

Además, ha aclarado que el superávit “va primero a pagar la deuda”, si bien ha explicado que en el actual mandato el gobierno local mantendrá “la misma línea” también en la financiación que se hacía en las inversiones financieramente sostenibles -que se ejecutan cada dos años-.

La concejala ha estimado que este superávit y la reducción de la deuda se ha debido a “la buena gestión del Gobierno” y a que “el escenario financiero nacional es distinto, el montante del movimiento económico que hay en el Ayuntamiento es mayor y, seguramente, las recaudaciones sean mayores”.