Igual que en Talavera y Aranjuez

El Supremo da la razón a Toledo y anula parte del Plan Hidrológico del Tajo

El consistorio toledano planteó dos cuestiones muy concretas para recurrir el Plan Hidrológico del Tajo: no se fijaron objetivos medioambientales y no se regulaban los caudales ecológicos

El Tajo a su paso por el Puente de San Martín, en Toledo.

El Tribunal Supremo (TS) ha dado la razón al Ayuntamiento de Toledo en el recurso que interpuso contra el Plan Hidrológico del Tajo por dos cuestiones muy concretas: no se fijaron objetivos medioambientales y no se regulaban los caudales ecológicos. Así lo afirma la Sección Quinta Sala de lo Contencioso Administrativo en una sentencia a la que ha tenido acceso encastillalamancha.es. Sentencia similar a la que recibieron hace unos días tanto el Ayuntamiento de Aranjuez como el de Talavera.

Tolón y la sentencia que da la razón al Ayuntamiento de Toledo

 

Contra el fallo no cabe recurso ordinario.

Y así lo ha anunciado Milagros Tolón, alcaldesa de Toledo, en las redes sociales:

Los caudales ecológicos del río Tajo

Y que además sigue en la misma línea que la sentencia que conocimos el 16 de marzo, cuando el TS anuló varios artículos del Plan Hidrológico del Tajo, de Rajoy y Cospedal, y exigió un régimen de caudales ecológico en las tres ciudades anteriormente citadas.

El Ayuntamiento de Toledo fue más allá y demandó un caudal mínimo de al menos 23 metros cúbicos por segundo en el Tajo a su paso por la capital regional y hasta la confluencia con el río Guadarrama. Aunque la Sala no ha admitido esta petición porque los órganos jurisdiccionales no pueden determinar la forma en que han de quedar redactados los preceptos de una disposición general ni determinar el contenido discrecional de los actos anulados. Mínimos que, por otra parte, ha de fijar el correspondiente organismo de cuenca.

Tolón: “Esto debe suponer un giro total en la gestión del trasvase”

Tolón ha anunciado minutos después de conocerse el fallo que convocará el Consejo del Pacto por el Tajo para analizar esta sentencia y ha mostrado su satisfacción por el fallo del Supremo, “porque venimos denunciando desde hace mucho tiempo las reiteradas agresiones a nuestro río y ahora la Justicia nos da la razón, exigiendo caudales ecológicos para evitar una mayor degradación del ecosistema fluvial y favorecer la regeneración natural del Tajo”.

La alcaldesa ha señalado que esta sentencia “nos dice que sin caudales ecológicos no tenemos río, sino una cloaca, y que necesitamos el agua limpia de la cabecera, lo que debe suponer un giro total en la gestión del trasvase. Hasta ahora teníamos la razón moral, medioambiental y técnica; ahora tenemos la razón legal y judicial”.

Y no se ha olvidado de uno de sus rivales políticos, “esperemos que este revés judicial a las políticas hidrológicas del PP sea un antes y un después en la protección del Tajo. Es hora de cambiar las cosas, de revertir la situación y dar la vuelta a una inercia de más de cuatro décadas, porque llevamos más de 40 años sufriendo el fracaso social y medioambiental de políticas hidrológicas insolidarias con Toledo y con la cuenca del Tajo”.