"FARCAMA, MEJOR CON VINO DE CLM" (6)

Javier Ulises Illán, el damasquinado y la influencia asiática convertida en arte

El director de orquesta toledano es un comprador habitual de artesanía; en sus continuos viajes -y sabiendo apreciar como lo hace su riqueza y variedad- es habitual que lleve en su maleta pequeños detalles de artesanía o de productos de la tierra para regalar

Javier Ulises Illán en la tienda Artesanía Simian de Toledo.

Hablar de artesanía toledana es hablar de damasquinado, una seña de identidad de la ciudad en torno a la cual aún se puede ver cómo las manos de los artesanos componen esta manera tan precisa y bella de decorar con hilos de oro. La tradición se mantiene así, inalterable a los años, en Artesanía Simian, un establecimiento de la calle San Úrsula del casco histórico al que cada día entran muchas personas atraídas por las piezas que en él se exhiben y por los dos artesanos que trabajan en su taller.

Es aquí donde encastillalamancha.es ha quedado con el director de orquesta Javier Ulises Illán, quien destacaba de este producto el «equilibrio asiático por lo geométrico, algo muy identitario de Toledo y que representa además esa parte cósmica y universal». En este sentido, ponía de manifiesto que «el arte, como la identidad, es viajera, de ahí que sintamos como propio algo que lleva el nombre de Damasco y que tiene esa influencia asiática».

Javier Ulises –que acaba de regresar de un gira con la Joven Orquesta Nacional de España– ha optado por un plato de damasquinado a la hora de posar para hacerse la foto, una pieza que no ha sido elegida al azar ya que «es algo más universal. Creo que lo ornamental también puede expresar el equilibrio en la forma y en el diseño», logrando un producto final en el que haya «emoción y técnica».

Este toledano se declara un comprador habitual de artesanía. En sus continuos viajes -y sabiendo apreciar como lo hace su riqueza y variedad- es habitual que lleve en su maleta pequeños detalles de artesanía o de productos de la tierra para regalar.

javierulises1
Javier Ulises Illán junto a los dos artesanos que muestran su trabajo en Artesanía Simian.

 

Preguntado igualmente por sus gustos en cuanto a vinos, se decanta por los tintos, y más en concreto por los caldos que salen de los viñedos de Valdepeñas, «cuna de exportación de nuestra uva». Considera que «al final el vino es casi mostrar nuestro sol, porque el sol y la uva son los aliados que hacen que el vino sea como es». Para el director de orquesta, un buen vino «siempre es una alfombra perfecta para una conversación más hogareña o distendida».