Gema solo tiene nueve años

La niña toledana que ha abierto una gran esperanza para los niños con parálisis cerebral de todo el mundo

Gema, de solo 9 años, es la primera persona con parálisis cerebral que ha aprendido a usar la tecnología Irisbond que le permite comunicarse a través del ordenador mediante el movimiento de los ojos

Gema junto a su pedagoga terapéutica y su madre. Foto - Kiko Expósito

Con nueve años recién cumplidos, la pequeña toledana Gema se ha convertido en la protagonista de una historia de superación que está abriendo un camino de esperanza para niños y adultos afectados, como ella, por la parálisis cerebral. Ella es la primera persona en el mundo con esta discapacidad que ha empezado a utilizar el sistema Irisbond, una startup española que le permite comunicarse a través del ordenador mediante el movimiento de los ojos y gracias a la cual ha aprendido a leer y escribir.

Tecnología punta contra la parálisis cerebral

De hecho -y dentro de las Jornadas de Puertas Abiertas “Formación Profesional y Empleabilidad” celebradas en el instituto de Educación Secundaria “El Greco” de Toledo-, demostró cómo gracias a esta tecnología puntera denominada Eye Tracking es capaz de ofrecer una conferencia y responder a las preguntas del público, en su mayoría estudiantes del centro que se mostraron muy interesados en conocer su historia.

Delante del ordenador, Gema dirige su mirada hacia las letras o los pictogramas para conformar la frase que quiere comunicar

Delante del ordenador, Gema dirige su mirada hacia las letras o los pictogramas para conformar la frase que quiere comunicar. Además, Irisbond le permite navegar por internet, jugar, realizar las tareas del colegio al que acude en Olías del Rey… Todo un logro impensable para ella y sus padres hace unos años y que les ha cambiado la vida ya que -tal y como indicaba su madre, Ruth, a encastillalamancha.es- hemos pasado de no entenderla a que participe activamente en casa, a que pueda seguir el día a día de la escuela y a que, con la picaresca que la caracteriza y de la que dio buen ejemplo en el IES “El Greco”, esté siempre bromeando y haciendo reír a los que la rodean. Incluso de la mano de su pedagoga terapéutica, tiene una cuenta en Facebook con 2.000 seguidores, “Los ojitos de Gema”, en la que narra su intenso día a día y en la que muestra lo mucho que se puede alcanzar a pesar de la discapacidad. En ella también informa de las conferencias, algunas presenciales, otras vía Skype -tanto en España como en otros países-, que ofrece junto a su pedagoga para dar a conocer su experiencia y que otras personas afectadas por una parálisis cerebral severa como ella puedan disfrutar de estas mismas posibilidades.

De hecho, y aunque Irisbond se concibió para ser empleado por enfermos de ELA, el camino abierto por Gema –a la que la startup creadora de esta tecnología le hizo un software especial adaptado- está haciendo que otros niños, y también adultos, con parálisis estén pudiendo empezar a comunicarse.

La propia Gema, con un coeficiente intelectual superior a la media, está encantada de ser la ‘embajadora’ de Irisbond en el mundo, un sistema que fue presentado en Toledo el pasado 3 de abril en el primer Ciclo de Seminarios “Innovación y discapacidad” en el Hospital de Parapléjicos, donde la pequeña es una paciente muy querida.

Su madre ponía de manifiesto que la menor es “una máquina con el ordenador”; “en ocasiones es ella la que me enseña a mí”. Confirmaba el cambio en sus vidas que ha significado empezar a usar Irisbond, también en el colegio de Olías del Rey, el cual ha hecho un gran esfuerzo por su integración.

Es una máquina con el ordenador; en ocasiones es ella la que me enseña a mí, dice su madre

Aunque reconoce que el camino hasta aquí no ha sido fácil, “al final acabas aprendiendo a sacar lo bueno de las cosas que te ocurre”, máxime cuando a día de hoy han dejado de no entender a su pequeña y han pasado incluso a hablar con ella sobre lo que quiere estudiar cuando sea mayor.

En todo lo conseguido por Gema tiene mucho que decir Sol Solís, su pedagoga terapéutica desde hace cuatro años y la persona que hizo posible que comenzase a comunicarse a través de Irisbond. “Para mí ha sido la mayor experiencia laboral y personal de mi vida; sin duda, el de Gema es el caso más relevante que he tenido”. Resaltaba que ella fue la primera menor en probar esta tecnología, algo que no solo ha transformado su vida, sino que “cada vez hay más niños como ella que, en sus diferentes grados de afección, ahora lo tienen más fácil”.

Miradas_que_hablan_Gema