Están al 9,67 de los 2.474 hectómetros de capacidad

Ligero desahogo para Entrepeñas y Buendía: recuperan 3,75 hectómetros hasta casi los 240

Los embalses de la Cabecera del Tajo cogen ritmo al recuperar volumen de embalse. Tras las anteriores semanas con ligeras subidas, en esta éltuma se han sumado 3,75 hectómetros

Imagen de la Boca del Infierno en el embalse de Entrepeñas, desde la margen de Auñón, la otra cara de la habitual. Foto - @MunicipiosRiber

Entrepeñas y Buendía han ganado 3,75 hectómetros cúbicos en los últimos siete días. De este modo quedan tras las presas 239,91 hectómetros, o lo que es lo mismo, el 9,67 por 100 de los 2.474 hectómetros que pueden retener.

Si la semana pasada eran 1,6 hectómetros los que se añadían y 0,6 hace dos semanas, esta última realmente sí que ha sumado una cantidad importante de agua. Sin embargo, la situación es realmente dramática porque con la actual línea que llevan los embalses, a menos que no venga una primavera muy lluviosa, espera otro verano preocupante en la cabecera del Tajo.

2,28 hectómetros de subida en Buendía

El pantano de Buendía tiene 2,28 hectómetros más tras los últimos siete días, dejando 161,14 hectómetros almacenado, según los datos recogidos por encastillalamancha.es en la plataforma online de la Confederación Hidrográfica del Tajo. Este embalse conquense se sitúa en el 9,76 por 100 de los 1.651 hectómetros cúbicos que puede retener.

Entrepeñas gana 1,47 hectómetros

Por otro lado, el embalse de Entrepeñas ha añadido a sus escasas reservas casi un hectómetro y medio en la última semana. Con estos 1,47 hectómetros más, en Entrepeñas quedan 78,77 hectómetros de los 802 que puede almacena, es decir, el el 9,64 por 100 de la capacidad total.

424 hectómetros en 2017

En las mismas fechas del año 2017, los embalses albergaban 424,73 hectómetros. Se dividían en 265,94 hectómetros para Buendía y 167,78 hectómetros en Entrepeñas.