Como la educación, la sanidad, las prestaciones sociales...

Page asegura que "la Constitución aún tiene desarrollo para blindar" la educación, la sanidad y los demás aspectos sociales

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha abogado hoy por que la Constitución Española desarrolle los aspectos sociales, que aún no se han desarrollado lo suficiente, y blindar la sanidad, la educación y las prestaciones sociales

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

Emiliano García-Page se ha mostrado partidario, más que de que la Constitución sea reformada, que siga desarrollando aspectos que no se han desarrollado lo suficiente y blindar estas tres áreas, “que aún tienen desarrollo posible”, según ha informado en una nota de prensa la Junta de Comunidades

El presidente castellanomanchego, que ha hecho estas declaraciones antes de participar en el acto institucional del Día de la Constitución en el Congreso de los Diputados, ha destacado que “lo esencial” de la Carta Magna “ha funcionado muy bien en estos últimos cuarenta años”.

Asimismo, García-Page se ha mostrado “muy satisfecho” por el comportamiento de la sociedad española y de la Carta Magna a lo largo de este tiempo.

“Ha ido mejor en estos casi cuarenta años de lo que era previsible cuando se escribió”, ha señalado García-Page, que ha recordado que la Constitución se elaboró en un momento convulso, “en medio de un país agitado, con miedo y con muchas tensiones”.

Por ello, ha considerado que “seguramente ni los padres de la Constitución, ni el pueblo que la votó, pensaron que iba a dar tanto de sí”.

En este sentido, ha valorado que la fortaleza de la Carta Magna “radica precisamente en su flexibilidad y en su capacidad de adaptación a un mundo que ha cambiado mucho en estos años”.

Desde que la Carta Magna fue aprobada “se han vivido hitos como la llegada de internet, una revolución en la forma de entenderse, una globalización cada vez mayor o nuestra propia incorporación a Europa”, ha señalado el presidente de Castilla-La Mancha, que ha añadido que eran “cosas no previstas en 1978, pero para las que la Constitución sigue siendo útil y eficaz”.

Por último, y a preguntas de los medios sobre si la cuestión territorial debe ser una prioridad en este momento, García-Page ha señalado que “éste aspecto será siempre una constante en el debate”, porque en un país descentralizado como España, “donde tenemos tantos actores en movimiento”, “es inevitable estar en permanente debate”, lo que a su juicio “no es negativo en sí mismo”.

“Cierta tensión es lógica y razonable, y responde a un país muy plural y diverso, pero lo que no debemos perder de vista es que “Castilla-La Mancha es un equipo de los que están en la liga, pero la selección es una, la española, y eso lo debemos tener claro absolutamente todos”, ha sentenciado.