Aunque no celebra su marcha

Page no quiere que se ponga al mismo nivel "el prestigio de CLM" con la "mala imagen política" de Cospedal

El presidente de Castilla-La Mancha ha deseado que, en lo personal, "le vaya bien a ella y a la familia, sinceramente"

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado este miércoles, ante el anuncio de dimisión de María Dolores de Cospedal como diputada nacional que no celebra esa noticia “aunque solo fuera por los cuatro años que ha estado en la Comunidad Autónoma y porque la gente pueda relacionar este episodio nefasto que ha desencadenado su dimisión”.

A preguntas de los medios con motivo de su asistencia a los VIII Premios Cope Castilla-La Mancha, el presidente del Ejecutivo autonómico ha argumentado que “al fin y al cabo” Cospedal ha representado los intereses de la Comunidad Autónoma y ha sido presidenta de la región “y no me gusta que se pongan al mismo nivel la imagen y el prestigio de Castilla-La Mancha con esta mala política, esta mala imagen política”.

Por último, el presidente de Castilla-La Mancha ha deseado que, en lo personal, “le vaya bien a ella y a la familia, sinceramente”.