Desconfían del proyecto planteado

Pozuelo y Argamasón (Albacete) dicen "no" a las macrogranjas de Cefusa-El Pozo

La plataforma "No a las macrogranjas" de los municipios albacetenses han comenzado a recoger firmas para entregarlas a las Administraciones. Las reivindicaciones se han hecho más sonadas después del programa de Salvados en La Sexta, sobre la industria cárnica

Imagen de archivo de una granja porcina.

Los vecinos de varias poblaciones de Albacete se han vuelto a oponer al proyecto planteado por el grupo empresarial Cefusa-El Pozo, que proyecta una macrogranja que albergará a más de 100.000 cerdos, que irían repartidos en un total de 9 explotaciones, con casi 40 naves en varias fincas.

Proyecto de Cefusa-El Pozo

Tras el programa de Salvados de la noche del domingo 4 de febrero, la plataforma “No a las macrogranjas en Pozuelo y Argamasón” ha extendido sus motivos para rechazar la instalación de grandes explotaciones cárnicas en su comarca, promovida por el grupo empresarial que ha protagonizado el último episodio del programa de La Sexta, que ha hablado sobre la industria cárnica y sus prácticas en España.

Así, desde la plataforma defienden que las instalaciones de ganadería intensiva no hacen otra cosa que perjudicar a los habitantes de los pueblos de la comarca, por razón de los purines, fuertes olores, contaminación, plagas de insectos, etc. “El movimiento vecinal desconfía de los beneficios que puede traer este tipo de explotaciones industriales a la zona”, explica la plataforma en un comunicado.

Explotaciones que serán “una razón más para la despoblación”

Por ello, aseguran que las grandes explotaciones no vienen a crear empleo porque “están casi totalmente mecanizadas”, y así los perjuicios serían difícilmente reversibles. “Lo que se vende como un impulso a la regeneración rural se convertirá en una razón más para la despoblación”, defienden desde el colectivo anti-macrogranjas.

Desde la plataforma “No a las macrogranjas en Pozuelo y Argamasón” dan difusión “a los perjuicios que traerá la posible instalación de la macrogranja, y por eso piden a la Junta y al Ayuntamiento de Pozuelo que no se acepte el proyecto por el impacto medioambiental y los problemas que puede acarrear en la población.