En pro del medio ambiente

La Finca El Borril registró más de 56.000 visitas en los últimos cuatro años

Entre las actividades desarrolladas en el último curso, en el que los centros escolares han registrado 14.667 visitas, la Diputación destaca las exposiciones, los talleres ambientales y el hotel de insectos

Una de las actividades que se desarrollan en la Finca El Borril

La Finca El Borril, dependiente de la Diputación de Toledo, registró en la pasada legislatura más de 56.000 visitas, cuyo objetivo principal fue concienciar a la ciudadanía sobre la necesidad de conservar el medio ambiente, especialmente a las generaciones más jóvenes.

Según la Diputación de Toledo, en la última temporada se alcanzaron las 14.667 visitas, registradas por centros educativos al aula de la naturaleza, en visitas particulares de fin de semana y otras actividades, como cursos o jornadas de aves.

La institución provincial ha destacado que El Borril se ha convertido en un destino preferente de los centros escolares para conocer la flora y la fauna del bosque mediterráneo, y ha valorado “la excelente acogida” de la tradicional Jornada de Puertas Abiertas, que cada mes de junio se celebra para conmemorar el Día Mundial del Medio Ambiente, y que ha registrado más de 20.000 visitas en los últimos cuatro años.

En la Finca El Borril se enseña a cuidar del medio ambiente
En la Finca El Borril se enseña a cuidar del medio ambiente.

De los grupos de escolares que han visitado el Aula el último curso, 70 han hecho talleres ambientales que tienen que ver con huellas, cuero, etnobotánica, esencias, fósiles, suelos, rocas, papel reciclado y apicultura.

También se han podido visitar distintas exposiciones como la del lince, fósiles o rastros y como novedad la construcción de un hotel de insectos, que se mantendrá en el programa de actividades en la temporada 2019-2020.

‘El Borril’ es una finca de 450 hectáreas de superficie, declarada como refugio de fauna en el año 2011 y que se encarga de dar a conocer las peculiaridades del bosque mediterráneo, fomentando la concienciación y participación en los problemas ambientales que afectan al entorno; y además ofrece la posibilidad de conocer animales de granja de distintas razas autóctonas.

Los centros educativos son preferentemente los que visitan la Finca El Borril
Los centros educativos son preferentemente los que visitan la Finca El Borril.