Para los cristianos perseguidos

Las 10 toneladas de ayuda humanitaria de Cáritas Toledo que ya han llegado a Siria

El contenedor con alimentos, medicinas, material escolar, ropa y donativos salió en enero de España y ya lo ha recibido la madre Agnès de la Croix. De hecho, ya están preparando el tercero gracias a la colaboración de empresas, organizaciones y particulares

Uno de los camiones con la ayuda humanitaria de Cáritas Toledo que ha llegado hoy a Siria. Foto - Cáritas

Las 10 toneladas (10.000 kilos) de ayuda humanitaria que Cáritas Toledo envió en enero a Siria a través del Programa de Cristianos Perseguidos ya ha llegado hoy, lunes 11 de marzo, a su destino, tal y como han confirmado fuentes de Cáritas a encastillalamancha.es. En concreto, un contenedor repleto de alimentos, medicinas, material escolar, ropa y donativos que ha recibido la madre Agnès de la Croix, quien en enero estuvo en la capital regional.

Precisamente mañana martes, 12 de marzo, se van a cumplir ocho años desde que comenzara el conflicto en Siria, una guerra sin cuartel que ha acabado con la vida de miles de personas y ha destruido miles de hogares. “Una situación de sufrimiento indescriptible, cuya víctima es el pueblo sirio, que ha sido obligado a sobrevivir bajo las bombas o buscando vías de evacuación”, como señaló el Papa Francisco.

De la guerra en Siria a trabajar en Cáritas Toledo

Y para testimonio, el de Fadi Janawi, de origen sirio y trabajador de Cáritas Toledo, quien recuerda que en su país “están viviendo una situación muy difícil, pues la ayuda de la Iglesia en estos momentos ha descendido un 70 por 100, y los cristianos solo reciben ayuda de la Iglesia. La Iglesia de Siria está ayudando mucho, pero los recursos son limitados y las necesidades son muy numerosas, por lo que superan con creces su capacidad”.

Janawi tiene claro que “como Iglesia somos un cuerpo, y si un miembro de este cuerpo está enfermo o sufriendo, ¿quién va a ayudarle si no el resto de miembros de este cuerpo?”.

Y ya está en marcha el tercer contenedor, con todo lo necesario y atendiendo a las peticiones de la madre Agnès. Contenedores que se llenan gracias a la colaboración de empresas, organizaciones y particulares.