Por el Ayuntamiento de Talavera

Una investigadora de la UCLM, premiada por su estudio sobre el machismo presente en Twitter

La profesora e investigadora Patricia Fernández ha recibido un premio en Talavera por su estudio que analiza los discursos machistas y misóginos en la red social Twitter, mediante una monitorización de unas palabras clave dentro de cada tweet. Así, la trabajadora social ha propuesto que se articulen estrategias para prevenir, sensibilizar e intervenir y, por lo tanto, erradicar, esta violencia implícita y explícita que se repite a diario

Patricia Fernández, durante la entrega de premios y distinciones en Talavera.

La profesora e investigadora Patricia Fernández Montaño, de la Universidad de Castilla-La Mancha, a través de un estudio reciente que, además, ha sido premiado por el Ayuntamiento de Talavera de la Reina en el Día de la Mujer, ha propuesto dar pie a nuevas “estrategias feministas de prevención, sensibilización e intervención” para erradicar un machismo que está muy presente en la sociedad: el que se reitera a diario en redes sociales como Twitter.

En su análisis, la profesora y trabajadora social subraya que cualquier mujer puede ser discriminada y violentada sin un motivo aparente -más allá del propio de ser mujer- en la conocida red social. Así, además, incluye su tesis sobre los “perfiles-víctima” que tratan de “participar, ser visibles, alejarse de la normatividad y/o de los patrones estéticos esperados”, tal y como señala en una nota de prensa.

Mujeres expuestas a violencia explícita

La violencia hacia las mujeres está muy presente en la red de microblogging a pesar de que el límite de caracteres siga presente (ahora con más espacio), y teniendo en cuenta también la existencia de muchos perfiles en los que se esconden otras identidades. Según la investigadora de la UCLM, existe un discurso “hostil” que además de silenciar, “intenta excluir a las mujeres que participan en esta red social y cumplen alguno de los perfiles víctima”. Una hostilidad que estaría presente en muchos discursos “perjudiciales para las mujeres”.

Así, Patricia Fernández explica que Internet se ha construido “como una realidad virtual” que cuenta con unas reglas propias y que, obviamente, carece de unos límites visibles, ante lo que alerta de que “el sexo femenino ha quedado expuesto a todo tipo de agresiones”, explícitas e implícitas. Entre los mensajes analizados, la investigadora ha podido extraer que la violencia contra las mujeres trata de atentar “directamente contra su dignidad”, por lo que queda en evidencia “la desigualdad de género existente”.

Transformar estereotipos y el “orden imperante”

Y, ¿cuáles han sido los resultados hallados? Según la profesora, la investigación ha traído consigo unas conclusiones que hacen necesario que se atiendan “las formas de violencia que se manifiestan en las nuevas formas de comunicación”, presentes sobre todo en Internet. En estos términos, es necesario que se siga trabajando en la transformación de los “imaginarios colectivos” -estereotipos, clichés, ideas prefabricadas…- para que la diferencia y la diversidad entre géneros se entienda de manera diferente a la que a día de hoy sigue imperando en la sociedad.

Es necesario, por lo tanto, que haya una “deconstrucción”, según el estudio, del “orden simbólico imperante”, el patriarcado, que sostiene “un discurso normativo hegemónico”, tal y como se pone de manifiesto en la investigación llevada a cabo por esta trabajadora social. Discurso que se ha convertido en “prescriptor de comportamientos patriarcales” que, lejos de disolverse, están “cristalizados”.

Esta investigación formulada por la profesora tuvo -y tiene- entre sus objetivos tanto identificar como caracterizar los discursos digitales que hay en la actualidad, muchos de ellos violentos, explícitos o simbólicos, que se ven a diario y sin que haga falta adentrarse mucho en Twitter, sobre las mujeres, para analizar y clasificar estos mensajes, y así poder realizar una articulación de discursos, para también contribuir “a la reflexión y a la articulación de alternativas de intervención”, tal y como señalan desde la Universidad de Castilla-La Mancha.

Intervenir para erradicar

La intervención puede hacerse de manera multidisciplinar, para buscar tanto la prevención como la intervención como último paso, y así contribuir a que se deje de atentar contra la integridad del colectivo femenino.

El estudio ha sido elaborado con una metodología novedosa para llevar a cabo el análisis de lo que no deja de ser una “comunidad virtual”, para lo que la profesora ha utilizado una aplicación en Twitter para proceder a la monitorización de hasta casi 9000 tweets.