Un proyecto inclusivo

Velázquez, Goya o Dalí en 3D… Maquetas hechas en Toledo para mostrar el arte a personas ciegas

El proyecto Háptic de la UCLM -capitaneado por la profesora Carmen Carpio- crea maquetas de obras de arte que ofrecen grandes posibilidades educativas y de aprendizaje tanto para las personas con discapacidad visual como para el alumnado vidente

Foto - Rebeca Arango

Una mañana un profesor de la ONCE entró en el despacho de Carmen Carpio planteándole las dificultades que tenían los alumnos con discapacidad visual en las clases de arte. De aquí partió el proyecto de esta profesora de Psicología que trabaja en el campus de Toledo de la UCLM para crear maquetas de obras de arte a través de una impresora 3D, maquetas que ofrecen numerosas posibilidades, también para los estudiantes con visión.

Por el momento, de esta impresora ya han salido obras de Velázquez (“La rendición de Breda”), Goya (“La gallina ciega”) y Dalí (“Jirafa en llamas”), cuadros representativos de la historia el arte español cuyas reproducciones han sido llevadas tanto a las aulas como al Museo Tiflológico de la ONCE, siendo muy bien recibidas.

El arte explorado con las manos…

Para el aprendizaje el cuadro es presentado mediante tres entradas sensoriales: vista, oído y tacto. Cada uno va acompañado de una narración audiovisual -realizada por expertos y adaptada a niños- en la que se explican las partes del lienzo y sus aspectos más importantes: tema, técnica, época artística, autor… Esta exposición puede pararse tantas veces como se quiera mientras el estudiante explora con sus manos cada figura o cada elemento; también el material táctil diseñado para complementar la enseñanza, material que va desde las telas que se empleaban en la época hasta el pelaje de los caballos.

Las fotos de las maquetas en 3D de las grandes obras del arte para enseñar a ciegos

Nunca antes el arte se había sido mostrado de esta manera para el colectivo de personas con discapacidad visual. Experiencias anteriores, como la del Museo del Prado, se han limitado a maquetas en bajo relieve.

Un proyecto “inclusivo”

Carmen Carpio destacaba que es un proyecto inclusivo que se puede aplicar en todas las etapas educativas y que también va dirigido al público en general, a personas mayores y a personas con discapacidad intelectual. De hecho, ya ha podido comprobar cómo a los alumnos videntes les resulta muy atractivo y curiosa esta forma de acercarse al arte, interactuando con las figuras, jugando a componer la escena… “Todo ello les facilita el aprendizaje”.

En esta iniciativa -a la que se le ha dado el nombre de Háptic (el término háptica​ designa la ciencia del tacto)- han participado profesores de la ONCE y de la Universidad de Castilla-La Mancha, un equipo multidisciplinar compuesto por pedagogos, ingenieros, informáticos, psicólogos… Para ponerlo en práctica y hacer realidad las maquetas también se precisa de artesanos que pinten las figuras, de diseñadores gráficos que las dibujen por ordenador…

El objetivo último es que el resultado de estas investigaciones tenga utilidad en la sociedad. En este sentido, la Fundación General del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Plataforma del Español seleccionaron al proyecto Háptic apoyándolo para que salga al mercado y llegue a centros educativos, museos… Fue elegido junto a otras cuatro propuestas de todo el país que destacan por sus criterios de oportunidad, potencialidad aplicativa de la investigación, nivel de desarrollo y grado de innovación.

Carmen Carpio ya está pensando en las próximas maquetas que saldrán de la impresora 3D. Concretaba que su próximo reto serán reproducciones de obras de El Greco, Juan Bautista Martínez del Mazo, Benjamín Palencia…  artistas relacionados con Castilla-La Mancha.