Comprobación de sistemas de navegación y seguridad

Vuelo de calibración en el Aeropuerto de Ciudad Real con la vista puesta en el 12 de septiembre

Los cerca de 50 trabajadores, algunos de CRIA y otros de las empresas que ofrecen asistencia técnicas a la instalación, vienen realizando estos días realizando diversos cursos de formación para adaptar sus conocimientos a las normas de funcionamiento del aeropuerto de Ciudad Real

Vuelo de calibración en el Aeropuerto de Ciudad Real.

El Aeropuerto de Ciudad Real ha realizado un nuevo vuelo de comprobación de sistemas de navegación y seguridad con el fin de poder recuperar la licencia de vuelos y poder abrir sus puertas al tráfico internacional el próximo día 12 de septiembre.

Según ha informado este sábado en un comunicado la empresa propietaria del aeropuerto, Ciudad Real International Airport (CRIA), el pasado jueves tuvo lugar una nueva comprobación de sistemas de ayuda con un nuevo vuelo de un avión que realizó diversos trabajos de los sistemas de aproximación del aeropuerto.

Paralelamente, los cerca de 50 trabajadores, algunos de CRIA y otros de las empresas que ofrecen asistencia técnicas a la instalación, vienen realizando estos días realizando diversos cursos de formación para adaptar sus conocimientos a las normas de funcionamiento del aeropuerto de Ciudad Real.

Hasta el momento, ya se han realizado cursos para el personal de seguridad, bomberos, personal de torre y aún quedan por realizar varios cursos que afectan a la totalidad del personal que se ocupará de las operaciones del aeropuerto y que deberán haber finalizado antes de la entrada en servicio del aeropuerto.

El objeto de este Plan de Formación Técnica que ha establecido CRIA es la habilitación de la totalidad de trabajadores que van a realizar funciones en el aeropuerto, un plan de formación contemplado en la documentación que ya se ha presentado a AESA.

La formación debe ser entendida como un conjunto de actividades que englobe la capacitación previa y necesaria para acceder a cada uno de los puestos de trabajo definidos, de acuerdo con la normativa oficial, antes de iniciar la actividad.

A la formación inicial seguirá una formación continua y de refresco, y también se requerirá la adquisición de nuevas aptitudes y conocimientos, siendo múltiples los contenidos de esa formación, que desarrollará aspectos operativos, de seguridad y sobre factores humanos.

El gestor del aeropuerto utilizará personal formado y cualificado para todas aquellas actividades críticas que desarrolle para llevar a cabo su operación, como seguridad operacional, manual de aeródromo, operaciones, previsión de incidencias y normativa de seguridad de las plataformas.

Además, todo aquel personal que tenga acceso al área de movimiento o a otras zonas operativas, deberá estar debidamente formado ya que ese Plan de Formación se revisará y actualizará anualmente.