ENCLM

Ana Escribano, Gloria Santacruz y Ester Gandía, Premios Mujeres en el Arte “Amalia Avia”

El Gobierno de Castilla-La Mancha concederá los Premios Mujeres en el Arte 'Amalia Avia' en las modalidades de pintura, escultura y otras artes a Ana Escribano, Gloria Santacruz y Ester Gandía, respectivamente

Las creaciones de estas tres artistas, Ana Escribano, Gloria Santacruz y Ester Gandía, han sido elegidas entre las 82 obras de 52 artistas de Castilla-La Mancha que se han presentado al certamen de los Premios Mujeres en el Arte, según ha informado hoy en una nota de prensa la Junta de Comunidades.

Ana Escribano, que reside en Albacete, ha ganado la modalidad de pintura con la obra “Yelow”, mientras que Gloria Santacruz, de Consuegra (Toledo) ha sido la ganadora en escultura por la obra “Refugiados”.

A su vez, Ester Gandía, de Almansa (Albacete) ha sido elegida ganadora en la modalidad de otras artes por su obra “(de) Construcción”.

El objetivo de estos premios es promover y fomentar la visibilidad de la mujer en el ámbito de la cultura, dando a conocer su potencial artístico mediante la exposición itinerante de las obras seleccionadas que se desarrollará en la comunidad autónoma.

Cada una de las ganadoras recibirá 2.000 euros, mientras que se concederá un diploma de reconocimiento a todas las autoras de las obras seleccionadas como integrantes de la exposición que recorrerá la región, para que la sociedad pueda reconocer el trabajo de las mujeres artistas castellanomanchegas.

El jurado ha estado formado por la directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, por un representante de la Viceconsejería de Cultura y por la comisaria de la muestra, Ana Navarrete.

También han formado parte del jurado la representante de la Facultad de Bellas Artes de Castilla-La Mancha Isis Saz, la experta en dibujo y pintura Teresa Díaz, la experta en escultura Begoña Goyenetxea y por el experto en otras categorías José Ramón Márquez, mientras que la secretaria ha sido Juana López.

La pintora Amalia Avia, que da nombre a los premios, era natural de Santa Cruz de la Zarza (Toledo), donde pasó su infancia y juventud junto con Madrid.

Su carrera como pintora empezó en los años 50 del siglo pasado en el estudio de Eduardo Peña en Madrid y está marcada por el dolor de la guerra.

Sobre su obra han escrito, entre otros mucho otros Francisco Umbral, Francisco Nieva, Juan Manuel Bonet, Francisco Calvo Serraller o Camilo José Cela, que dijo de ella que es la pintora de las ausencias, la amarga cronista del “por aquí pasó la vida marcando su amargura e inevitable huella de dolor”.

En este sentido, la Junta ha indicado que desde el Gobierno regional, a través del Instituto de la Mujer, “se trabaja en visibilizar a mujeres ilustres de Castilla-La Mancha con el objetivo de que puedan conocerlas todas las generaciones”.