Ganó el concurso entre más de 22.000 fotos y 2.500 participantes

El toledano que arrasó en un concurso internacional con sus impresionantes fotografías

Jesús M. García Flores fue el vencedor absoluto del "Khayyam International Exhibition of Photography" que se celebró en Taherán (Irán), en el que logró la victoria en dos de las cuatro categorías y otras dos fotos más consiguieron salir premiadas del concurso... Y es que sin duda estas cuatro fotografías dejan a cualquiera sin palabras

Hong Kong. Ganadora de la categoría "Ciudades" Foto - Jesús M. García Flores

Si uno mira la foto del edificio iluminado de Hong Kong que ganó la medalla de oro en la categoría “Ciudades” del “Khayyam International Exhibition of Photography”, no se puede imaginar que se trata de un bloque de viviendas en uno de los suburbios más humildes de la ciudad, donde las personas viven hacinadas en pisos de poco más de 20 metros cuadrados. Pero esa es precisamente la magia de la fotografía realizada por Jesús M. García Flores, que supo capturar donde solo parece haber pobreza y miseria, la belleza de un edificio imponente iluminado.

JesúsmGarcía_Beehive_Buldings
Hong Kong. Ganadora de la categoría Ciudades

Pero la hazaña de este hombre de 48 años y natural de Torrijos no se quedó solo en esa imponente foto, otras tres imágenes tomadas por su cámara fueron galardonadas en este concurso que se desarrolló en Teherán, la capital de Irán. Incluso otra de ellas se colgó otra medalla de oro en la categoría “Viajes”, que es la imagen que parece sacada de la película avatar y que se puede ver al inicio de esta información. El torrijeño la sacó en Whuzi hill, China, un lugar cercano al emplazamiento donde se rodaron las escenas con las espectaculares montañas de Avatar, la ya mítica película que revolucionó con las técnicas 3D.

Estos cuatro premios auparon a García Flores hasta ser el campeón absoluto, es decir, el fotógrafo que mayor puntuación sacó de entre los más de 2.500 participantes con más de 22.000 fotos presentadas en el concurso, casi nada.

Las espectaculares fotos que convirtieron a Jesús M. García en el campeón absoluto de un concurso internacional

Y a tenor de la belleza de sus fotos, nadie puede dudar de lo acertado del premio, porque… ¿a quién no le deja sin palabras esta imagen de la Catedral de Toledo? ¿O esta otra del precioso paisaje natural de Damian Shan (China)?

Lo cierto es que para capturar una foto de medalla de oro no solo vale con elegir el sitio perfecto, sino que también hay que estar en el momento adecuado. Así lo corrobora García Flores, quien asegura que para hacer la foto de la Catedral de Toledo tuvo hacer “montones de viajes”, para captar el casco de Toledo cubierto por completo por la niebla menos la imponente torre de la Catedral de Santa María, en una fotografía tomada en un mirador cercano al Parador de la capital regional.

El “Khayyam International Exhibition of Photography”, un concurso de altura

Este concurso, que tuvo su ceremonia de entrega de premio hace tan solo unos días en la capital de Irán, Teherán, no es un concurso cualquiera. Es un concurso en sus que distintas categorías, “Viajes, “Ciudades, “Color”, y “Blanco y Negro”, se rige por las normas de dos de las organizaciones más importantes de la fotografía, como si de la FIFA o la UEFA se tratase, si lo extrapolamos al fútbol. Estas son la FIAP, la Federación Internacional de Artes Fotográficas, con sede en París, y la PSA, la Sociedad Americana de Fotografía.

El torrijeño García Flores va subiendo peldaños en los escalafones internacionales de fotógrafos y ya está a un paso de conseguir la máxima distinción para un fotógrafo según la FIAP, que es la EFIAP. Él tiene de momento la AFIAP y para conseguirla hay que tener nada menos que 15 concursos en los que hayan premiado una foto y que, en al menos ocho países, haya aceptado una de sus obras, entre otros requisitos.

Él ahora está luchando por conseguir esa máxima categoría dentro de la FIAP y pasos como los de este concurso de Irán van ayudado para conseguir su objetivo. Lo que no pudo hacer García Flores fue ir a recoger el premio en Irán e intervino en un vídeo en la ceremonia.

El fotógrafo bromeaba con encastillalamancha.es sobre la posibilidad de haber ido a recoger el premio, lo cual le hubiera salido bastante más caro de los 500 dólares que le pagaron por las dos fotografías que consiguieron la medalla de oro.