Registrada desde AstroHita, en La Puebla de Almoradiel (Toledo)

El vídeo de la bola de fuego más brillante de 2019 surcando el cielo de Castilla-La Mancha

La bola de fuego fue detectada desde el Complejo Astronómico de la Hita. Se trata de la perseida más brilante en lo que llevamos de año, que entró en contacto justo sobre Puertollano y se desplazó hacia el sureste de la península hasta extinguirse sobre Marbella

La bola de fuego que sucó el cielo de Castilla-La Mancha.

La noche del martes 13 desde el Complejo Astronómico de la Hita se ha podido divisar la bola de fuego más brillante en lo que llevamos de año. Se trata de una perseida que ha sucado los cielos de Castilla-La Mancha hasta extinguirse por completo sobre la provincia de Málaga.

Ha ocurrido a las 22:08 horas. La bola de fuego ha entrado en contacto con la atmósfera a 130 kilómetros de altura en la provincia de Ciudad Real, casi en vertical sobre la ciudad de Puertollano. Desde allí se ha desplazado hacia el sureste y se desintegró sobre Marbella a 81 kilómetros de altitud.

Las Perseidas están producidas por el cometa Swift-Tuttle. Este cometa completa una órbita alrededor del Sol cada 133 años aproximadamente. Y cada vez que se aproxima a nuestra estrella el Swift-Tuttle se calienta, emitiendo chorros de gas y pequeñas partículas sólidas que forman la cola del cometa. Todos los años, entre finales de julio y finales de agosto, la Tierra cruza los restos de esta cola, lo cual provoca que estas partículas choquen contra la atmósfera a una velocidad de 210 mil kilómetros por hora, dando lugar a las estrellas fugaces Perseidas. En ocasiones, estas partículas desprendidas del cometa Swift-Tuttle son de mayor tamaño, y cuando estos fragmentos entran en la atmósfera generan brillantes bolas de fuego como la registrada en la noche del 13 de agosto.

El fenómeno ha podido grabar desde los detectores de la Red de Bólidos y Meteoros del Suroeste de Europa, que son el Complejo Astronómico de La Hita, en la Puebla de Almoradiel, en Calar Alto (Almaría), en Sierra Nevada (Granada), La Sagra (Granada) y Sevilla.

Estos detectores trabajan en el marco del Proyecto SMART, que tiene como objetivo monitorizar continuamente el cielo con el fin de registrar y estudiar el impacto contra la atmósfera terrestre de rocas procedentes de distintos objetos del Sistema Solar.

EB6QWLVWwAAJeZ8
Esta fue la trayectoria que siguió la bola de fuego.