literatura

Una talaverana, finalista con su primer libro en los premios de la mayor editorial de autoedición

"Él y ELA" cuenta la historia que a Esther Martín le tocó vivir en primera persona cuando su tío enfermó de ELA

Una talaverana, Esther Martín González, se ha estrenado como escritora por todo lo alto ya que con su primer libro, “Él y ELA”, ha sido seleccionada como finalista de la tercera edición de los premios que concede Círculo Rojo, la que está considerada la editorial de autoedición más importante de España.

“Él y ELA” cuenta la historia que le tocó vivir en primera persona cuando su tío enfermó de ELA, siendo testigo de la lucha y la actitud que éste mantuvo en todo momento. Un relato desgarrador, lleno de emociones, desarrollado por la voz narrativa de su sobrina. “Mi tío siempre quiso escribir su experiencia para ayudar a otras personas en su misma situación. Él no pudo hacerlo, así que decidí hacerlo yo”, explicaba a encastillalamancha.es la propia Esther Martín, quien se mostraba muy contenta por el reconocimiento que está teniendo la obra. En este sentido, añadía que “cuando a una persona le sale escribir las cosas desde el corazón, al final al resultado es un libro como éste”.

El próximo 3 de febrero viajará a Almería para asistir a la gala final de entrega de los premios concedidos por la que está considerada la editorial de autoedición más importante de España, con más de 7.000 titulos publicados de 5.000 escritores diferentes desde el año 2009, entre ellos autores de éxito en ventas como Carmen Manzaneque, Paco López Mengual, Salvador Gutiérrez, Luis Heredia Barragán, Andrés Caparrós, Juan Gabriel García, Ismael Lozano y Juan Carlos Valerón.

Esther Martín, quien destina además parte de los beneficios que está obteniendo con el libro a asociaciones de pacientes de ELA, trabaja ya en un segundo trabajo literario, en esta ocasión, una novela basada en testimonios reales en la que habla de coaching, emprendimiento y motivación y que verá la luz en los próximos meses.

Después de ser terapeuta ocupacional y técnico en Farmacia, esta novel escritora dejó su empleo fijo para emprender en lo que considera su verdadera vocación: el coaching, una profesión que compagina con su pasión por las letras.