Ante el San Fernando

1-0: El gol de Pérdomo bastó para ganar al Talavera, dominador pero inoperante

El único tanto del partido, que llegó en el minuto 26, fue suficiente para tumbar a un equipo blanquiazul al que le faltó profundidad y definición para lograr siquiera el empate

El Talavera (foto de un partido anterior) pinchó en el feudo del San Fernando

En el minuto 2 Óscar Santiago, portero del Talavera, despejaba el disparo de Pedro Ríos tras una buena internada de Hugo.

10 minutos después, el local Hugo Rodríguez se marcaba una gran carrera para plantarse solo ante la portería rival pero el balón se le quedaba atrás cuando tenía que definir.

Por su parte, el «Tala» solo amagaba a balón parado: desvió Rubén Gálvez con la punta de los dedos un lanzamiento de falta de Gerrit.

No pasaban grandes cosas en el Iberoamericano cuando, en el minuto 26, un córner muy bien sacado por el San Fernando al segundo palo fue insuficientemente despejado por Óscar Santiago, y el «9» de los andaluces, Pérdomo, mandaba a la red.

A partir de entonces lo intentaría el Talavera sin acierto. Pero solo con peligro a poco del final de la primera parte: Samu Corral, a media vuelta, sin oposición a pesar de que estaba en el corazón del área, ponía a prueba al portero local Rubén Gálvez. El Talavera daba la sensación de que tenía cerca el empate, pero se le acababa la primera parte con desventaja mínima en el marcador.

Pero el San Fernando amagó con ampliar su ventaja: una jugada por la banda izquierda acabó en un disparo de Jorge García que se fue por poco a la derecha de la portería talaverana.

Le tocaba remontar al Talavera en la segunda parte. Los blanquiazules. cuando tocaban y jugaban, creaban peligro, con claridad, pero eso lo hacían poco, lo que provocaba que pasase el tiempo sin novedades en el marcador.

A los cinco minutos de la segunda parte Roger Marcé lanzó un buen chut tras sortear a varios rivales.

Con todo, anduvo rápido Rubén Gálvez para blocar el tiro cruzado de Pablo Aguilera. Y Reguera amagó en el minuto 73 desde la frontal del área.

El Talavera dominaba el partido pero sin mordiente ofensiva. Y sin «punch» no hay alegría en el fútbol.