El Alba acabó ganando por la mínima

3-4: El Albacete pidió la hora contra el Logroñés tras ir ganando por 0-4 tras del descanso

El Albacete se fue con un 0-3 al descanso pero dejó que el Logroñés le tuviera contra las cuerdas, a punto de empatar

El Logroñes a punto estuvo de empatarle al Albacete Foto - UD Logroñés

El Albacete, tras el inesperado tropiezo en la penúltima jornada, parecía dar un puñetazo encima de la mesa en su visita al Logroñés. Nada menos que tres goles marcaron los manchegos en la primera parte por ninguno los riojanos. Con 0-3 se fue, pues, al descanso, y el partido parecía sentenciado.

Rafa Gálvez, a la salida de un córner, inauguraba el marcador; más tarde Aridane lograba el primero de los suyos y segundo de su equipo, mientras que Iván Sánchez transformaba un penalti para firmar el 0-3.

Y nada más empezar el segundo tiempo Aridane, otra vez, marcaba el 0-4.

Pero el Alba se durmió y dejó que el Logroñés marcara goles. El 1-4 lo marcó en propia meta Remón, y el 2-4, a falta de poco más de 10 minutos, Espina, de penalti, cometido por Adri Gómez.

Pero, cómo es el fútbol: el Albacete terminó pidiendo la hora, ya que Reguillón lograba el 3-4. La defensa manchega era un flan.

Por el Logroñés formaron: Miguel, Julio Rico, Paredes, Caneda, Pazó (Amelibia), Salvador, Traver, Remón, Juanfran (André), Muneta (Reguilón) y Espina.

Por el Albacete: Nadal, Mode, Galas, Gómez, Gafoor, Rafa Gálvez (Lado), Hernández, Rovirola, Aridane (Aketxe), Iván Sánchez (Gila) y Josan.

Salvador, Juanfran, Julio Rico, Reguilón, Iván Sánchez y Traver recibieron tarjetas smarillas.