No hubo más color que el local

31-16: El Liberbank Cuenca, que hizo un gran partido, no tuvo rival en el Frigoríficos Morrazo

A partir de los 15 minutos de la segunda parte, el equipo gallego prácticamente desapareció del partido, un encuentro soberbiamente jugado por el Liberbank Cuenca

El Liberbank Cuenca lo bordó contra el Frigoríficos Morrazo

El Liberbank Cuenca venció por 31-16, con más facilidad de la esperada al Frigoríficos Morrazo. Los conquenses, tras dos derrotas seguidas, sobre todo ante el Atlético Valladolid en casa, demostraron la calidad que tienen y no dieron opción a un rival que solo aguantó los primeros diez minutos de cada tiempo y que terminó desarbolado.

El primer tiempo comenzó muy igualado, incluso con ventajas por la mínima del conjunto gallego que se favoreció de los errores ofensivos locales, incluidas tres faltas en ataque. El Cangas, gracias a un excelente lanzamiento desde los nueve metros, mantuvo la igualdad en el luminoso.

Esta igualdad duró 11 minutos. Maciel comenzó a parar, tanto en lanzamientos de seis como de nueve metros, y eso lo aprovechó su equipo para encontrar en el contraataque una buena arma de lanzamiento y efectividad.

El Liberbank Cuenca encontró la lucidez que le había faltado en el ataque en los primeros minutos y en siete minutos pasó del 5-5 al 9-5. Este parcial de 4-0 obligó a pedir su primer tiempo muerto a Magi Serra, pero su equipo no encontró la reacción ante un rival que, a pesar de las buenas intervenciones de Xavi Díaz bajo palos, aumentó la diferencia en el luminoso en base a una buena defensa y efectividad en ataque. Al descanso se llegaba con 15-8, la máxima diferencia del encuentro.

Al descanso se llegaba con 15-8, la máxima diferencia del encuentro

Se esperaba una reacción gallega, pero no llegó. Prácticamente se repitió la misma historia que en la primera parte, es decir, durante los primeros 12 minutos, el Frigoríficos Morrazo aguantó en el marcador a los conquenses, 5-5 de parcial, pero a partir de ese minuto, se vino tan abajo que prácticamente desapareció del partido.

Con la portería conquense fuerte y la velocidad en el ataque, el Liberbank Cuenca empezó a aumentar las distancias en el luminoso.

Los ataques gallegos cada vez eran más espesos, pasándose repetidamente el balón, pero sin lanzar a puerta. Valga el dato de que, desde el minuto 42, 20-13, hasta el 60, los gallegos sólo consiguieron tres goles.

A falta de cuatro segundos para el final, el visitante Mitic consiguió el gol que evitó que su equipo fuera doblado en el marcador final, que terminó en un sorprendente 31-16.

En resumen, gran partido del Liberbank Cuenca en todas sus líneas, con los dos porteros muy acertados y con Dutra máximo realizador con 10 tantos. El Frigoríficos Morrazo decepcionó, dando la sensación de que bajó los brazos a partir del minuto 45.

Fue un mal día para los gallegos, que sufrieron la lesión de su jugador Otero en uno de sus tobillos en el minuto 50, lo que le obligó a retirarse.

Ficha técnica

31. Liberbank Ciudad Encantada (15+16): Maciel; Dutra (10), Vainstein (1), Doldán (2), Baronetto (2), Óscar Río (3, 2p), Sergio López (2) -siete inicial- Kilian Ramírez (p), Hugo López (5), Moscariello (2), Thiago Alves (1), Nolasco, Montoro (3) y Taravilla.

16. Frigoríficos Morrazo (8+8): Xavi Díaz; Vujovic (2), Soliño, David Chapela (1), Gavidia, Cerqueira, Muratovic (2) -siete inicial-, Pablo Galán (p), Otero (1), Aranda (3), Rubén David (1), Máximo Cancio, Menduiña (2, 1p), Mitic (4) y Pablo Castro Chapela.

Árbitros: Ausás Busquets y Florenza Virgili. Excluyeron, por parte local, a Thiago Alves (2), Dutra y Montero. Por parte visitante a Gavidia (2).

Marcador cada cinco minutos: 2-2, 5-4, 6-5, 10-6, 12-7, 15-18, descanso, 17-10, 20-11, 22-13, 25-14, 28-15 y 31-16.

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada de la liga Asobal, disputado en el polideportivo El Sargal ante 1.200 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por el reciente fallecimiento de Marti Batallé y Xavier Pocurull, jugador y exjugador, respectivamente, del BM Granollers.