Deportes

CCM-CAT: urge renovar la presidencia, pero no desesperadamente

El actual presidente, Julián Martín, debe convocar la asamblea para la elección del nuevo, pero no surgen candidatos para ejercer una labor que literalmente no se paga con dinero

El CCM-CAT (Club de Atletismo Toledo), el club señero de atletismo en Castilla-La Mancha, que acaba de cumplir 35 años de vida en Toledo -una ciudad además atlética por excelencia-, “busca presidente”.
Pero no desesperadamente. En una entidad en la que el amateurismo es la bandera, el actual presidente, Julián Martín, padre del actual concejal de Deportes de la capital regional, debe convocar, con arreglo a los estatutos del club (el plazp expiró oficialmente el pasado mes de abril), una asamblea para abordar la elección o reelección de nuevo presidente tras ocho años de permanencia en el cargo y no parece que surja otro candidato que el actual primer directivo.

Que está como “loco” por traspasar el testigo. No porque no le guste, sino porque tras 35 años de permanencia en el club -fue uno de los fundadores- cree sencillamente que es hora de que otro coja las riendas de un trabajo no remunerado con dinero “pero sí en satisfacciones”, subraya quien constata los 300 chavales que actualmente tiene la entidad o los 7.000 atletas que han pasado por las filas del CCM-CAT a lo largo de su dilatada historia.

“Cuando dices a la gente que aquí no se está por dinero no se lo creen”, comenta Julián Martín, quien sabe que otro gallo cantaría a la hora de surgir candidatos a la presidencia si de otro deporte se tratase, sin ir más lejos, cómo no, el fútbol. Julián Martín, el mismo que admite que ha hablado con posibles “candidatos” que al final no llegan a serlo tras buenas palabras iniciales.

Y eso a pesar que el club, poseedor de una filosofía de cultivo de la cantera muy clara, irreductible, prosigue su marcha intachable, como lo acaba de demostrar el hecho de que la Federación Española de Atletismo ha situado su cross por excelencia, el “Espada Toledana”, en el puesto 16º a nivel nacional, el mejor de su historia y el mejor de todas las pruebas a campo abierto de la región, por delante de citas míticas como Quintanar o Fuensalida. Y eso, tal y como explica el propio Martín, la cita toledana no cobra por la participación a diferencia de otras carreras.

¿Razones del éxito de la “Espada Toledana” a pesar de su “bajo presupuesto”, como asegura Martín que tiene? “Conocemos a mucha gente, eso es lo que pasa, por eso viene la gente a correr”, explica. El prestigio de la cita toledana pondrá el resto.

Por sus palabras se desprende que, de no surgir -como podría ocurrir perfectamente- otro candidato a la presidencia, cuando menos candidatos, el propio Julián Martín aceptaría seguir, tanto ama a su club y al atletismo.