En toda España serían más de 300.000 las hectáreas afectadas

Asaja cifra en más de 8.000 las hectáreas de cultivos que sufrieron daños en Almansa

Albacete es la provincia con mayor impacto de la gota fría de Castilla-La Mancha, donde según Asaja se han inundado viñas en Fuente Álamo; entre 7.000 y 8.000 hectáreas de viña y 700 hectáreas de hortícolas en Almansa, y pérdidas en vid y almendro de Montealegre

Uno de los viñedos dañados por las inundaciones. Foto - @fmartinezarroyo

La organización agraria Asaja ha cifrado en más de 300.000 hectáreas la superficie agrícola afectada por la gota fría y, ante esta situación, ha reclamado al Gobierno su declaración como zona catastrófica y un plan de ayudas para los productores afectados.

En un comunicado, la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja) ha explicado que en su primera estimación de daños -que se extienden principalmente por las provincias de Valencia, Alicante, Murcia, Albacete, Almería, Granada y Málaga- se ha llegado a perder de forma irreversible el cien por cien de los cultivos hortícolas.

Albacete es la provincia con mayor impacto de la gota fría de Castilla-La Mancha, donde según Asaja se han inundado viñas en Fuente Álamo; entre 7.000 y 8.000 hectáreas de viña y 700 hectáreas de hortícolas en Almansa, y pérdidas en vid y almendro de Montealegre. También sufrieron daños muchos cultivos en Bonete, Alpera, Higueruela y Ontur, todo esto en los primeros compases de la gota fría, puesto que en días sucesivos también ha habido inundaciones en otros muchos puntos de la región.

En todas las provincias siniestradas el desbordamiento de ríos y arroyos, y la rotura de diques y muros de contención han hecho que los daños, además de en los cultivos, “sean incalculables en infraestructuras como caminos, accesos a fincas, naves, almacenes, vallados, sistemas de regadío y emparrados”.

Entre las plantaciones más afectadas incluye las hortalizas -alcachofa, patata, batata, boniato, brócoli, coliflor y zanahoria-, el olivar, los cítricos y las viñas.

Alicante, con 150.000 hectáreas, es la provincia con más daños agrícolas, según Asaja, que prevé “pérdidas millonarias” para los agricultores, ya que el índice de contratación del seguro es muy bajo, en torno al cinco o diez por ciento de la producción.

En Valencia, el balance de Asaja gira en torno a 4.000 hectáreas de viñedo de uva de vino en las comarcas de Vall d’Albaida, La Costera y La Ribera Alta, y otras 200 hectáreas más de cítricos y caquis; también apunta daños en el arroz de la variedad bomba, que estaba a punto de ser recolectado.

En Murcia, Asaja califica de “graves” los daños, con campos de hortalizas, cítricos y uva de mesa “completamente inundados”, a los que hay que sumar otros de granada y caqui, así como la paralización de la vendimia en Jumilla, Yecla y Bullas.

En Andalucía, la superficie anegada es de 350 hectáreas de hortalizas de invernadero, sobre todo de tomate y calabacín en Almería; y registran pérdidas en la Axarquía y la zona de Guadalhorce en Málaga por inundación, pedrisco y tormentas en alcachofa, lechuga, tomate, espárrago, cítricos, aguacate, mango, aceituna y frutales.

En Madrid, la zona suroeste es la más perjudicada, con pérdidas casi del cien por cien en cultivos de huerta y olivar.