Pide que se coordine con las Zonas ITI

La lucha contra la despoblación tiene que ser "clave" en la nueva PAC, según UPA

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de Castilla-La Mancha ha abogado por que la nueva Política Agraria Común (PAC) incida en la lucha contra el abandono de las zonas rurales

El secretario general de UPA en la región, Julián Morcillo, y el secretario de UPA Guadalajara, Cipriano Ramiro.

El secretario general de UPA en la región, Julián Morcillo, y el secretario de UPA Guadalajara, Cipriano Ramiro, han explicado hoy en rueda de prensa cómo la despoblación está afectando a algunas zonas de la región, y por ello han reclamado que la nueva PAC incida en la lucha contra el despoblamiento, ha informado la organización agraria en nota de prensa.

Morcillo ha señalado que la provincia de Guadalajara es una de las más afectadas por el despoblamiento, y ha hecho hincapié en la “necesidad” de disponer de una PAC con un presupuesto y normativas “adecuadas a esta lucha”.

“Debe ser uno de los objetivos de la próxima PAC, en la que se apoye de manera directa y decidida a la agricultura y la ganadería, y a las explotaciones familiares como elemento clave para mantener y fijar la población en el territorio”, ha manifestado.

En este sentido, ha recordado que UPA de Castilla-La Mancha ha trabajado “de manera coordinada” con la estrategia regional en relación a la Inversión Territorial Integrada (ITI) que prevé una reserva de 490 millones de euros para despoblación y que afecta a 623 municipios de la región.

A este respecto, Morcillo ha dicho: “Para UPA es clave la lucha contra la despoblación, junto a la política de defensa del acceso al agua para la agricultura y ganadería y la apuesta por el desarrollo de cultivos como el espárrago y hortalizas en la provincia de Guadalajara”.

Por otro lado, con respecto al inicio de la campaña de la nueva PAC, el secretario general de la organización agraria ha recalcado algunas de las novedades y modificaciones como el incremento de las ayudas a los jóvenes agricultores, que supone el 50 por ciento del importe del pago básico.

Asimismo, ha destacado las nuevas ayudas que se incorporan a las solicitudes de la PAC de este año, como las indemnizaciones de hasta 2.640 euros por explotación en zonas de montaña y 1.800 euros para zonas con limitaciones naturales significativas.

También ha hecho referencia a la ayuda dirigida a ganado ovino y caprino en extensivo y semi extensivo, con una cantidad de hasta 3.000 euros por explotación, que Morcillo ha recordado que es “una de las reivindicaciones más importantes de UPA”.

Por último, la organización ha exigido un presupuesto “fuerte” ante la nueva PAC y ha asegurado que estará “vigilante” dada la inquietud que “ha surgido con los posibles recortes presupuestarios”.

Y ha concretado que UPA apuesta por una “diferenciación positiva hacia las explotaciones profesionales agrarias”, sobre todo las explotaciones familiares agrarias.