Según el consejero Martínez Arroyo

La propuesta de la UE sobre la PAC limita un máximo por explotación y olvida el modelo de "agricultores de sofá"

Así lo asegura el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, quien ha dicho que la proposición va encaminada con sus plateamientos

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha valorado que las directrices planteadas por la Comisión Europea sobre la futura Política Agraria Común(PAC) va en las línea de sus planteamientos, por lo que ha admitido que les “gusta la música”.

En declaraciones a los medios de comunicación, el consejero de Agricultura de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha comentado las primeras directrices que ha presentado la Comisión Europea para la reforma de la futura PAC, en la que promoverá un límite máximo de las ayudas por explotación así como un “mejor” reparto de las mismas entre los países de la Unión Europea (UE).

Martínez Arroyo, que ha destacado que en Castilla-La Mancha “se han hecho los deberes antes” y ya se han iniciado los contactos con los interlocutores económicos, sociales y ambientales para hacer sus aportaciones a la futura PAC, ha explicado que la región ya tiene una posición al respecto, pero se definirá la posición definitiva de Castilla-La Mancha a principios de año.

“Nos gusta la música de la comunicación de la CE, porque va en la dirección de los planteamientos de Castilla-La Mancha, que básicamente se apoyan en la apuesta por agricultores profesionales y olvidar el modelo de agricultores de sofá, para ayudar a quienes de verdad necesitan el apoyo de la administración pública”, ha señalado el consejero.

Ha puesto el ejemplo de poner un techo de ayudas por explotación, “cuestiones muy relevantes”, porque pueden ayudar a los jóvenes agricultores.

Martínez Arroyo ha subrayado que “es fundamental que la PAC vaya en esta dirección” y ha aseverado que Castilla-La Mancha va a estar atenta a la negociación, que finalizará en 2 años aproximadamente, para que la “posición nacional tenga en cuenta los intereses de los agricultores de Castilla-La Mancha”.