Economía

CC.OO. denuncia una oferta de trabajo con condiciones que rozan la esclavitud

El sindicato insta a la Fiscalía a identificar y actuar contra el propietario de una finca en Guadalajara que “ofrece” “alojamiento y manutención por trabajo”.

CC.OO. de Guadalajara insta a la Fiscalía a identificar y actuar contra la o el propietario de una finca “a 10 minutos de Guadalajara” que “ofrece” “alojamiento y manutención por trabajo”.

La “oferta” aparece publicada en una web de anuncios, que para más escarnio la presenta como “oportunidad de negocio en Guadalajara”. “Solo cabe suponer que se refiere al “negocio” que pretende realizar el anunciante”, apunta el sindicato en nota de prensa.

La oferta es la siguiente: “Alojamiento y manutención por trabajo. Se busca varón de entre 20 a 40 años para realizar trabajos, ayudar y cuidad animales. Persona seria, responsable y con buenos hábitos. Imprescindible conocimientos en construcción y electricidad. A cambio de alojamiento y manutención, facilidad de desplazamiento y posibilidad de un sueldo en el futuro”.

Desde el sindicato aseguran que “es posible que el derecho laboral romano aceptara estas relaciones laborales, pero pese a las reformas de la señora Báñez, en nuestro país cualquier relación laboral requiere aún el alta previa en la Seguridad Social y la contraprestación de un salario (al menos, del salario mínimo interprofesional). Hay, además, convenios colectivos de referencia que regulan el salario y las condiciones laborales en cada actividad laboral”.

Así pues, CC.OO. insta a la Fiscalía a actuar de inmediato contra el mencionado anunciante. CC.OO. estará vigilante para, en el caso de que la relación de servidumbre que se oferta llegue a producirse, presentar la correspondiente denuncia ante la Inspección de Trabajo.

CC.OO. insta también a la página web que publica este anuncio a retirarlo de inmediato y a vigilar en lo sucesivo la legalidad de lo que anuncia. “Es cierto que tras las reformas laborales de Zapatero y Rajoy nuestro país ha retrocedido de forma alarmante en derechos laborales, pero aún no hemos legalizado la esclavitud ni a los siervos de la gleba -pese a que sí hay quienes lo están intentando”.