Entre 2012 y 2018

CCOO denuncia un aumento de la siniestralidad laboral del 30 por 100 en CLM

La secretaria regional de Política Institucional y Salud Laboral del sindicato, Raquel Payo, sostiene que este incremento se debe a la precarización del empleo provocada por la reforma laboral

El mayor índice de siniestralidad se ha registrado en la construcción.

CCOO Castilla-La Mancha ha denunciado un aumento de la siniestralidad laboral en la región del 30 por 100 entre los años 2012 y 2018. La secretaria regional de Política Institucional y Salud Laboral del sindicato, Raquel Payo, ha explicado este lunes en rueda de prensa que la siniestralidad en el trabajo ha aumentado en este tiempo por la precarización del empleo provocada por la reforma laboral.

Payo ha advertido de que “en el periodo 2012-2018 se ha producido una clara regresión en materia de salud y seguridad laboral” y lo ha justificado en “la rotación, la temporalidad y la falta de formación, que son factores determinantes en materia de siniestralidad”, ha denunciado.

Junto con José Manuel Muñoz, secretario general de CCOO Ciudad Real, Payo ha presentado el estudio realizado por el sindicato en relación a la evolución de la siniestralidad laboral desde el año 2012.

Tanto en el país como en Castilla-La Mancha los accidentes laborales han aumentado en este periodo y si en 2012 en la región se registraron 19.007 accidentes, en 2018 se han elevado hasta los 24.759, lo que representa en números absolutos 5.752 más, es decir, un incremento del 30 por 100.

En términos de índice de incidencia -número de accidentes por cada 100.000 personas trabajadoras-, el incremento de la siniestralidad ha sido del 20,31 por 100, cuatro puntos por encima del incremento de la media del país y, por ello, ha precisado que este índice se sitúa en 4.044 accidentes por cada 100.000 trabajadores en 2018 frente a los 3.361 de 2012.

Para Payo, “este incremento de la siniestralidad se debe a la generalización de un modelo de relaciones laborales caracterizado cada vez más por la precariedad y el deterioro de la negociación colectiva, y en el que se ha extendido la debilidad del sistema preventivo”.

Ha ampliado que la siniestralidad in itinere también ha aumentado en Castilla-La Mancha por encima de la media nacional, pues desde 2013 -primer año con índices de incidencia para este tipo de accidentes- en España se ha producido un aumento del 5,7 por 100 y en la región ha sido del 7,5 por 100.

Por sectores ha reseñado que en todos ha aumentado la siniestralidad por encima de la media nacional y que el mayor índice se da en la construcción, que casi triplica al de servicios, el de menor tasa, al concentrar 8.475 accidentes por cada 100.000 trabajadores en 2018, que duplica la tasa media regional (4.044,5).

Payo se ha fijado en el sector agrario y un aumento de más del 60 por 100 en términos de índice de incidencia desde el 2012, cuando en el país este incremento fue del 20 por 100.

Ante el déficit preventivo y el aumento de la siniestralidad laboral, ha comentado que CCOO desarrolla diferentes líneas de actuación para lograr un entorno laboral más seguro y saludable, y la apuesta decidida por la formación.

Así, ha detallado que en torno a medio millar de personas han participado este año en los cursos de salud laboral de nivel básico que el sindicato ha impartido en las cinco provincias de la región, y unas 300 personas de media anula en los cursos formativos sobre riesgos específicos dirigidos a trabajadores.

En ese sentido, ha concluido que el gabinete técnico-sindical ha atendido el pasado año más de 1.400 consultas en materia de seguridad y salud laboral.