Despido de 104 trabajadores en Sanidad

El Colegio de Servicios Sociales lamenta "el ensañamiento" con los interinos

El Colegio Oficial de Trabajo Social recuerda que en un año se han perdido 9.991 efectivos en el sector de Servicios Sociales y Atención Sociosanitaria

El Colegio Oficial de Trabajo Social de Castilla- La Mancha, denunció y lamentó “profundamente” la supresión y el consiguiente despido por parte de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de 104 plazas ocupadas por otros tantos funcionarios interinos; y recordó que, entre mayo de 2011 y abril de 2012, el sector de los Servicios Sociales y de la Atención Sociosanitaria en la región ha perdido 9.991 efectivos.
 

El colegio profesional regional de trabajadores sociales, a través de su secretaria, gerente y portavoz, Sonia Y. Martínez García, expresó el “profundo malestar e indignación de la profesión y de la organización profesional ante el constante e interminable ensañamiento que los nuevos responsables políticos y técnicos del área de Servicios Sociales de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales están teniendo tanto con la ciudadanía usuaria de los mismos como con los profesionales de atención directa que les atienden”.

Respecto a la supresión o amortización de 104 plazas de funcionarios interinos, con efectos de despido o cese desde ya, Sonia Martínez desglosó cada uno de los ceses. En lo que respecta a disciplinas y categorías profesionales la Consejería despidió a medio centenar de técnicos de valoración de la dependencia (13 psicólogos y 37 terapeutas ocupacionales y fisioterapeutas), a 32 trabajadoras/es sociales (11 de los Servicios Sociales de pueblos menores de 3.500 habitantes, cinco de residencias y centros de mayores de la Junta y el resto de los Servicios Periféricos y Centrales de la Consejería), a cuatro educadores del Complejo Residencial Guadiana de Ciudad Real y a dos terapeutas ocupacionales de centros de atención sociosanitaria de la Junta en Yebes y Toledo, en cuanto a los que respecta a los 88 profesionales sociales y sociosanitarios despedidos. Los otros 16 profesionales hasta completar los 104 despidos se completan con seis auxiliares administrativos, cuatro analistas instrumentales (licenciados de la rama sanitaria), tres técnicos superiores del ámbito también sanitario, un informático, un técnico superior jurídico de la familia y un técnico de biblioteca en el Instituto de Ciencias de la Salud.