Balance 2018 de la entidad financiera

Eurocaja Rural cerró 2018 con 24,4 millones de beneficio y creciendo en crédito mientras el sector cae

Balance de resultados "realmente brillante", según el director general de la entidad, donde han mejorado las estadísticas en beneficio, activos, inversión crediticia, clientes y sucursales bancarias, entre otros aspectos

Javier López Martín y Víctor Manuel Martín, presidente y director general de Eurocaja Rural. Foto - Rebeca Arango

Eurocaja Rural obtuvo en beneficio neto de 24,4 millones en 2018, superando las cifras del ejercicio anterior y con un aumento de la inversión crediticia muy por encima del sector, puesto que subió un 6,82 por 100 mientras la media del sector financiero cayó en un 3 por 100 , un crecimiento “muy sólido”, según ha expresado el director general de Eurocaja Rural, Víctor Manuel Martín, en la presentación del balance de resultados del ejercicio 2018 de la cooperativa de crédito, en la que ha estado acompañado del presidente de la entidad, Javier López Martín.

“Casi 10 puntos de diferencia con el resto del sector en el crecimiento de la inversión crediticia, lo que demuestra que nuestra entidad está ejerciendo como financiador de la actividad económica de empresas pequeñas, medianas y grandes, de particulares y de administradores públicas”, ha subrayado Martín.

1.000 millones concedidos en créditos 

La inversión crediticia total de la entidad ascendió en Eurocaja Rural en el último año hasta los 3.605 millones de euros, después de haber concedido más de 1.000 millones en créditos en las 18.009 operaciones realizadas en 2018.

Los activos de la caja crecieron hasta alcanzar los 7.782 millones, 404 más que en 2017, y la también ascendió el número de clientes (un total de 84.000 mil), de oficinas (404), así como el beneficio bruto (26,8 millones) y el neto (un crecimiento del 4,83 por 100). Un beneficio que llega de unos márgenes brutos y netos también superiores a los de años anteriores.

“La caja sigue creciendo, han aumentado todos los indicadores, el año no puede ser mejor“, ha asegurado el director general, quien también ha añadido que es un balance de resultado “realmente brillante”.

En este punto ha incidido sobre que Eurocaja Rural podría haber presentado unos beneficios superiores, pero estos han sido guardados, al igual los recursos propios computables, que han ascendido hasta los 441 millones. “Esto son cimientos, son riñones, como se dice en mi pueblo”, ha explicado el director general, puesto que ha alertado de las “tendencias claras” sobre una desaceleración económica que hay en la economía mundial y que por ello han de estar preparados para ese momento.

Ratio de morosidad y de cobertura, señas de identidad 

El director general de Eurocaja Rural ha presumido de los datos que tiene su entidad en cuanto a ratio de morosidad y de cobertura. El de morosidad en la caja es la mitad que en la media del sector financiero, puesto que se sitúa en el 2,59 por 100 y en el resto del sector en el 5,82 por 100. En cuanto al ratio de cobertura, la media en el sector financiero no llega la 60 por 100 y en Eurocaja Rural asciende hasta el 124,37 por 100.

“Estos datos son importantísimos y nos hacen líderes. Somos la entidad financiera por tamaño con menor ratio de morosidad”, ha expresado Víctor Manuel Martín, haciendo hincapié en que no solo controlan la morosidad actual sino la que puede devenir en “en el futuro”.

“Todo nuestro esfuerzo ha ido dedicado a los requerimientos de los clientes”

Por su parte, el presidente de Eurocaja Rural, Javier López Martín, ha asegurado durante su intervención en la presentación que en 2018 han mantenido su modelo de banca, donde sus esfuerzos se han centrado “en algo tan carismático como son nuestros clientes, todo ha ido dedicado a sus requerimientos”.

Dos pautas han marcado el curso que cierra la entidad: “prudencia y rentabilidad“. López Martín asegura que son “marca de la casa” y que les hace sentir “como una entidad segura y robusta”.

También ha explicado estos resultados “sólidos” se traducen en que están haciendo las cosas “no bien, muy bien”, pero que la rentabilidad que persiguen no está reñida con la “responsabilidad social“, la cual hacen llegar al conjunto de la ciudadanía a través de la Fundación Eurocaja Rural, donde trabajan con muchas organizaciones del tercer sector. Este año han invertido 2,6 millones en el fondo de educación y promoción y la actividad de la fundación ha llegado a 8.349 beneficiarios directos.

También ha asegurado que practican la “igualdad” y que luchan contra la “exclusión financiera y la despoblación” y por ello abren oficinas (22 en 2018) en lugares donde “otros cierran”, ha indicado.

El “duro” contexto financiero

Víctor Manuel Martín ha explicado el “duro” contexto con el que han tenido que lidiar en 2018, donde ha habido “un entorno de crecimiento económico nacional e internacional”, pero con “tendencias claras” de desaceleración tanto en la Eurozona como en países emergentes de su entorno. Pero sí que ha puntualizado que el crecimiento en España y en las zonas del país donde se mueven ha sido “sólido”.

También ha añadido como factores que hace difícil el desempleo del sector financiero los tipos de interés “históricamente bajos”, “una competencia bancaria brutal” y una “normativa asfixiante”.