En la calle Reyes Católicos

Koker convierte su tienda del casco histórico de Toledo en un outlet de moda femenina

"Uno de los grandes compromisos de nuestra marca es ofrecer un tallaje que realmente permita a mujeres con curvas lucir las mismas prendas que aquellas chicas que gastan una talla 36 o 38", afirma Priscila Ramírez

Koker ha convertido su tienda del casco histórico de Toledo en un outlet. Foto - Europa Press

Desde el pasado día 27 de mayo, la tienda de Koker ubicada en la calle de los Reyes Católicos, 10, ha pasado a ser su primer outlet de moda femenina en el casco histórico de Toledo.

La empresa de moda toledana continúa así su expansión en el sector textil, introduciendo cambios que acerca la moda a todo tipo de mujeres y a cualquier bolsillo, ya que los precios que se podrán encontrar en la tienda situada frente al monasterio de San Juan de los Reyes oscilan entre los 3,99 euros y los 14,99 euros, ha informado la empresa en nota de prensa.

Las prendas proceden de las nuevas colecciones que como es habitual están disponibles en el resto de tiendas de la firma. La gran diferencia radica en que no se encontrarán ‘outfit’ combinados con el habitual descuento que ofrece Koker al adquirir el look completo.

Sin embargo, esto no supondrá un problema para las clientas, ya que todas las dependientas de Koker están formadas como asesoras de imagen y nos podrán aconsejar como combinar la ropa para crear nuestro propio estilo.

Koker “acerca la moda a todo tipo de mujeres, de cualquier edad, talla y bolsillo”

Priscila Ramírez, fundadora de Koker, describe este nuevo reto profesional como una oportunidad para acercar la moda a todas las mujeres independientemente de sus gustos y necesidades. “Pretendemos acercar la moda a todo tipo de mujeres, de cualquier edad, talla y bolsillo. Como siempre decimos, en Koker no vestimos a mujeres uniformadas, vestimos a mujeres reales que sienten la misma pasión por la moda que nosotros”.

Para terminar recalcando que “uno de los grandes compromisos de nuestra marca es ofrecer un tallaje que realmente permita a mujeres con curvas lucir las mismas prendas que aquellas chicas que gastan una talla 36 o 38. Tener unos kilos de más no significa que nos tengamos que resignar a un estilo concreto. Cada mujer es única y por ese motivo en todos nuestros puntos de venta, contamos con profesionales altamente cualificados para asesorar en los estilismos a todas nuestras clientas”.