Se prevén 50.2200 nuevos puestos

Mozos, carretilleros, cocineros, camareros… Los empleos más demandados para este verano

Según un informe de Adecco, se crearán un 8 por 100 más de empleos que en 2017, aunque el aumento en la región será cuatro puntos inferior a la media nacional

La campaña de verano supondrá la creación de 50.2200 empleos en Castilla-La Mancha, un 8 por 100 más que en 2017, según un informe de Adecco publicado hoy que señala, no obstante, que el aumento del empleo en la región será cuatro puntos inferior a la media nacional.

La provincia de Guadalajara encabezará la creación de empleo en Castilla-La Mancha durante los próximos tres meses, con 21.470 contratos en la zona, seguida de Toledo con 12.880 y Albacete, donde se firmarán 10.980 contratos.

En la parte más baja de la tabla se encuentran Ciudad Real y Cuenca, para las cuales se esperan 2.520 y 2.380 nuevas contrataciones, respectivamente.

Estos datos suponen que todas las provincias castellano-manchegas crecerán con respecto a la misma campaña de 2017, si bien destaca el incremento que experimentarán Toledo y Cuenca, con una mejora interanual del 15 por 100, que las sitúa tres puntos porcentuales por encima de la media nacional.

Albacete y Ciudad Real crecerán a un ritmo del 10 por 100 cada una y Guadalajara experimentará el crecimiento más moderado, con un incremento de la contratación del 3 por 100 con respecto a 2017.

En el conjunto del país, la campaña de verano conllevará la generación de 1,5 millones de empleos, un 12 por 100 más que en 2017, sobre todo en los sectores de la hostelería y el turismo, aunque también habrá mayor contratación en otras áreas del sector servicios y del turismo.

En Castilla-La Mancha, por su parte, las empresas necesitan contar con perfiles como los mozos, los carretilleros, los operarios, los cocineros, los ayudantes de cocina, los camareros, los camareros de piso, el personal de recepción, el personal de sala, los guías turísticos, los promotores, los reponedores, los operarios de producción, los dependientes y los mecánicos industriales.

Entre las principales competencias demandadas por las empresas destacan los idiomas -donde el inglés sigue dominando, aunque cada vez se solicitan más conocimientos de alemán, ruso o francés-, la atención al cliente, la buena predisposición y las habilidades comunicativas y comerciales.

Además, Adecco constata que entre los principales demandantes de empleo estacional están los jóvenes, los parados de larga duración y las amas de casa, que ven en la campaña de verano “una buena oportunidad para volver al mercado laboral”.

En cuanto a los sectores y perfiles, el turismo y la hostelería demandarán el mayor número de puestos, con cocineros, ayudantes de cocina, camareros, agentes de viaje, camareros de piso y profesiones relacionadas con actividades al aire libre.

Asimismo, en el sector comercial se reclamarán dependientes, comerciales y reponedores, mientras que el industrial necesitará más operarios e ingenieros de producción y calidad.

Manipuladores de alimentos, teleoperadores, peones de almacén y repartidores son otros de los perfiles que más se demandarán esta campaña de verano.

Por comunidades, siete de cada diez empleos estivales se crearán en Cataluña, Madrid, Murcia, Andalucía y Comunidad Valenciana, debido al importante componente turístico de estas zonas.

En Cataluña se firmarán 275.210 contratos, seguida de Madrid (214.230), Murcia (166.600), Andalucía (166.500), Comunidad Valenciana (160.600), Castilla y León (74.700), País Vasco (67.200), Galicia (66.100), Aragón (59.300), Castilla-La Mancha (50.200), Canarias (47.200), Navarra (36.370) y Cantabria (24.300).

La menor contratación estival se producirá en Extremadura (6.400 contratos), seguida de La Rioja (11.900), Baleares (13.700) y Asturias (19.200).