Son 25 universitarios

Estudiantes de la UCLM buscan financiación para un monoplaza eléctrico

25 estudiantes conforman el equipo "Toletvm Electric Racing", que han lanzado una campaña de micromecenazgo para concurrir al X concurso internacional "Fórmula Student Spain"

Equipo de la UCLM para desarrollar un monoplaza eléctrico

El equipo “Toletvm Electric Racing” (TER), integrado por 25 estudiantes de Ingeniería Industrial de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), ha lanzado una campaña de micromecenazgo para concurrir a la décima edición del concurso internacional “Fórmula Student Spain“.

Una iniciativa de un equipo de la UCLM

Se trata de una competición que promueve la excelencia de la ingeniería y el objetivo del equipo es ampliar la financiación para la puesta en marcha definitiva de su vehículo eléctrico, que se encuentra a punto de completar su desarrollo, ha informado la UCLM en nota de prensa.

Para conseguir la financiación que les falta, necesitan sumar apoyos a una lista de patrocinadores de la que ya forman parte la propia Universidad regional y la Diputación de Toledo, entre otros.

Para ello, han lanzado esta campaña de micromecenazgo mediante la cual los interesados pueden realizar una aportación de 50 euros y recibir, a cambio, una camiseta, una taza personalizada y un álbum con las fotos de la competición anterior.

Además, el nombre del patrocinador lucirá en el monoplaza que están desarrollando los estudiantes del Campus Tecnológico de la Fábrica de Armas de Toledo.

“Nuestro proyecto fomenta el trabajo en equipo y persigue la adquisición de conocimientos cercanos al ámbito laboral en nuestra formación como ingenieros, así como la actitud proactiva y el acercamiento a la industria de la automoción al más alto nivel”, han explicado los integrantes del equipo en su web.

También han destacado su apuesta por el futuro al asegurar que el diseño de este vehículo eléctrico busca una conducción “eficiente, limpia y respetuosa con el medio ambiente”.

“Es trabajo de todos conseguir que la comodidad para el ser humano no arruine la naturaleza en la que vivimos, de forma que la relación entre la sociedad y la tecnología se ajuste a un modelo sostenible”, han concluido.