Reconocimiento a su trayectoria

Gregorio Marañón, doctor honoris causa por la UCLM

Gregorio Marañón y Bertrán de Lis (Madrid, 1942) lleva una vida ligada a la ciudad de Toledo. Desde su juventud, ha desarrollado numerosas actividades como patrono de organizaciones culturales, presidiendo fundaciones y aportando su trabajo al plano artístico de la capital regional

Gregorio Marañón, en un Espacio Reservado de Encastillalamancha. Foto - Rebeca Arango

La Universidad de Castilla-La Mancha investirá a Gregorio Marañón y Bertrán de Lis como doctor honoris causa, en un acto solemne que se celebrará en el Paraninfo de San Pedro Mártir, en el cámpus de Toledo, el próximo 23 de febrero.

Marañón, primer presidente no político del patronato del Teatro Real de Madrid desde 2007, además de figurar como académico de número en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y como académico de honor de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo.

Una vida ligada a Toledo

A pesar de nacer en Madrid, en octubre de 1942, su vida ha estado ligado a la capital castellano-manchega desde su juventud.

En los años setenta adquirió el Cigarral de Menores, que perteneció a su abuelo, el Doctor Gregorio Marañón, donde escribió gran parte de su obra. Además, años más tarde su actividad en el mundo cultural de la ciudad le llevó a ser fundador de la Real Fundación de Toledo, así como presidente de la misma.

También contribuyó a la creación del Centro Internacional de Toledo, de manera conjunta a Shlomo Ben Ami y Diego Hidalgo, con el fin de participar en la mediación y resolución de conflictos internacionales, como entidad independiente.

La Fundación El Greco 2014 también debió mucho al madrileño, para organizar la conmemoración del IV centenario del fallecimiento del pintor. Así, fue nombrado Presidente del Patronato y de su Comisión Ejecutiva.

Ahora, la Universidad Regional contribuirá al reconocimiento de Marañón, mediante la próxima investidura como doctor “por causa de honor”.