Entrevista Irreverente a Julián Martín, presidente del Club Atletismo Toledo

¿El lugar más raro...? Como todos en mi época, con todo el cariño del mundo... en la cama"

Julián Martín Garrido, de los toledanos Garrido de toda la vida, es uno de los padres del Club de Atletismo Toledo, uno de aquellos locos del deporte que de la nada, allá por 1967, se sacaron el club de atletismo decano de la región, que asocia sabiamente deporte y educación integral, eso que tan poco se lleva ahora.
Julián Martín es a primera vista, sobre todo, dos cosas. Primeramente, una de esas personas mayores sobre las que el peso de los años pasa por ser más liviano que para el resto de los mortales; y dos, uno esos individuos que son los “alcaldes reales” de su lugar, porque los conoce casi todo el mundo. Es pasear con él por la calle y toparse con diestro y siniestro, amigos que, claro, lo saludan, qué tal, cómo va eso, ahí va la cosa, hablamos, hasta otro día.
A punto de cumplir 69 años (se quitó por error 30 durante la entrevista), está casado con María, su novia de toda la vida, y tiene dos hijos, Patricia y Alfonso, el actual concejal de Deportes en el Ayuntamiento de Toledo. Niño de los duros años 50 y 60, tuvo que seguir la estela laboral de su padre, la carpintería, y, ya que no había trabajo, la de su hermano, que tenía una tienda de souvenirs turísticos en la Costa Brava, todo un clásico de la España de posguerra.
En tierras catalanas abrió cuatro tiendas turísticas, se vio obligado a chapurrear idiomas -alemán, francés-, aprender catalán y, tras 18 años y cuando la vida ya le sonreía de tanto deslomarse el lomo con aquellos primeros turistas nórdicos y alemanes, se volvió a su patria chica, Toledo, para montar una ferretería en el barrio de Palomarejos. Y hasta hoy. Lleva unos pocos años jubilado, compaginando sus merodeos por la tienda con su dedicación desinteresada, como siempre, por el Club de Atletismo Toledo.
Hoy sigue esperando a que algún amante fiel del atletismo le jubile como presidente del CAT, pero en cuanto informa de que ahí no se está por dinero y de que hay veces en que hay que rascarse el bolsillo… Aviado va.
Este es el resultado de la entrevista irreverente a que se ha sometido Juliá Martín, un hombre bueno y tranquilo por el que no parecen pasar los años.

SI NO PUEDE VER LAS FOTOS, PINCHE AQUÍ

 

¿Cuál es su atleta preferido de siempre?

Ángel Ronco y Lucas Búa. Julio Rey también. Hay otros por ahi que no… no te digo el nombre, es otra historia…(Risas). José Luis González, pero no es de Toledo, es otra historia. Yo miro más a la persona que al atleta. Los que he dicho son muy buena gente.

¿Y cuál considera el mejor corredor español de medio fondo o fondo de todos los tiempos?

Mariano Haro. Fue el que empezó, el pionero. Había gente muy buena pero el más conocido de todos era él.

¿Era más de Sebastian Coe o de Steve Owett?

De Sebastian Coe.

¿Por qué?

No sé. Era más “normal”.

¿Cree que es culpable de asesinato el corredor Oscar Pistorius?

Es muy difícil. No puedo opinar. Da la sensación de que sí pero deben ser los jueces y su indagación los que decidan.

¿Cree que Ana Botella y Alejandro Blanco hicieron el ridículo en la presentación de la candidatura española a los Juegos Olímpicos?

¿Te lo cuento? Creo que fue una chapuza. Presentaron a España de una manera que no me gusta. Debían haberlo hecho desde un punto de vista más cultural. La presentaron de forma muy guarrera. Lo que veo raro fue la elección de Brasil, un país muy especial.

¿Ha conocido a algún atleta que se haya dopado?

No. Yo no he conocido a ninguno. Se oyen cosas, pero ahí no puedo opinar porque qué voy a decir. Deberían mirar a otros deportes, como hacen con el ciclismo y el atletismo. A otros deportes que no digo cuáles son pero todo el mundo conoce.

¿Como el fútbol?

(Esboza un silencio cómplice)

¿Cuál es la película sobre atletismo que más le ha gustado?

Aquella que no me acuerdo como se llama…

¿Carros de fuego?

Sí, esa.

¿No ocurre ahora que el atletismo ha perdido mucho atractivo para los aficionados respecto al que tenía antes?

No, lo que pasa es que ahora mcuhos más deportes. Cuando empezamos con el Club de Atletismo Toledo, había cuatro o cinco deportes. Ahora hay 30, no te exagero. Ahora hay mucha gente haciendo deporte pero de forma mucho más diversificada que antes.

¿Y ahora hay un boom del llamado “running” (correr), ¿no?

Sí, es lo que yo veo raro. De lo que me doy cuenta es de que hoy hay mucha gente que tiene la cabeza solo para ponerse la gorra y quiere el cuerpo para ponerlo musculoso, pero no entrenan la cabeza, no sé si me explico…

¿Hace cuánto tiempo que habría dejado de ser presidente del CAT de haber surgido alguien que le sustituyera?

Si, me gustaría que me sustituyese gente joven, porque nosotros teníamos 30 años cuando empezamos, y ahora tengo 38…

¿¿¿…???

¡Digo 38!, perdona… (suelta una carcajada). ¡68! ¡Ojalá!… Nadie nos ha suplido. Y no es que no queramos, queremos. Si he estado tres o cuatro meses sin presidente, a ver si alguno… Padres que opinan o nos critican incluso, que venga aquí… Eso sí, les digo que no hay sueldo, que muchas veces tienes tú que poner dinero de tu bolsillo. Hay mucha gente confundida con nosotros, pero bueno, eso es cuestión de cada uno.

¿Por qué lo dice?

Porque creen que aqui hay sueldos. Aquí nadie gana nada, ninguno de nosotros. Ganamos en satisfacción, no en dinero. Lo primero es muchas veces más importante que lo segundo.

¿Se sienten reconocidos por las instituciones?

Sí. Todas las instituciones han ayudado en lo que han podido. Yo no puedo criticar a nadie.

¿Ha logrado algo para el CAT por ser padre del concejal de Deportes del Ayuntamiento de Toledo?

Al contrario, no. Mucha gente lo puede pensar. Mi hijo es una persona muy legal, y no.

Quizá haya sido al reves, que ha habido más contras que pros?

Lo digo sinceramente. Gaitán (Fernando Fernández Gaitán, el anterior concejal de Deportes y atleta veterano) aportaba más económicamente que lo que se aporta ahora, porque eran otros años, cuando el boom de todo, había más dinero en el Ayuntamiento, lo que fuera.

¿Casaría a dos personas del mismo sexo?

¿Y por qué no? Sí. ¿Quién soy yo para que no se case una pareja si quiere vivir junta? Yo no soy nadie para decir “no”. Yo no puedo casar, pero si pudiera casar… El Papa lo ha dicho, que él no es quién… y si lo dice el Papa, ¿no lo voy a decir yo, Julián, que soy insignificante al lado del Papa?

¿Messi o Ronaldo?

Me gusta más Messi, no sé por qué. Lo de Messi me ha fastidiado mucho lo que ha salido de su padre, todo ese lío. Bueno, pon los dos. Pero futbolísticamente creo que es mejor Messi, aunque Ronaldo es bueno.

¿Tiene algún parado en su familia?

Sí los tengo, sí, sobrinos.

¿Ha podido hacer algo por ellos?

No. Imposible. Hoy día no se puede.

¿Son jóvenes, tienen estudios?

Sí. Y conozco a mucha gente. Aquí en el club hay muchos parados que nos están apoyando sin cobrar nada. Están aquí porque tienen mucha afición, como nosotros. Hay uno por ejemplo al que ya se le ha acabado el paro, está pagando su piso y al que los padres le están ayudando en lo que pueden. Me gusatría que alguien por ahí le ayudara…

Su fuera juez, policía, banquero, abogado, cerrajero, funcionario de policía… ¿Intervendría en un desahucio u objetaría?

Es que eso es muy complicado. Hay desahucios de los granujas, ahí sí, pero hay desahucios, que los estamos viendo… eso es muy fuerte. Y resulta que se están descuidando los desahucios de los granujas en favor de los que no tienen, es muy fuerte. Yo me he emocionado varias veces cuando una madre… me estoy emocionando ahora… (no puede hablar).

Para algunos policías deberá ser difícil…

No debe ser plato de buen gusto para ellos. Yo conozco algunos policías muy sensatos que se han emocionado de echar a una madre con niños o a una persona mayor en silla de ruedas, o a enfermos, sacarlos de la cama para echarlos a la calle, eso es muy fuerte, cuando estamos oyendo muchas cosas por ahí, que eso.. Yo soy católico y a mí estas cosas me afectan mucho.

¿Cuál ha sido su mayor locura por amor?

Es que en mi época no se hacían esas cosas. Mi novia es mi primera mujer de siempre, que me encanta. En aquella época no había dinero para hacer locuras, pero sí venía muchos fines de semana de Barcelona a Toledo para ver a mi mujer y mis hijos. Dos noches seguidas conduciendo. Y regresaba a Barcelona, donde tenía la tienda. (Se ríe con ganas). Lo he hecho muchas veces.

¿Cuántos idiomas habla?

Estudié ingés hace tiempo. Yo tuve una tienda de souvenirs en la Barcelona, en la Costa Brava, durante 18 años. Y hablo inglés un 70 por 100, catalán un 90 por 100, alemán un 20 por 100 (risas) y francés otro 20 por 100. Había que chapurrear allí todos los idiomas. Los que están en una tienda de damasquinos, de suovenirs, me van a entender.

Si mañana le tocara la lotería…

Hay premiados que se quejan de que les quitan el 20 por 100. A mí me gustaría que me los quitaran, sería señal de que me habría tocado. 

¿Y lo primero que haría?

Pues ayudar a la gente que… no lo sé. No lo he pensado nunca. Alomejor ayudar a mis hijos, que aún están pagando la hipoteca.

Si fuera presidente del Gobierno de España, lo primero que haría sería…

Poner de acuerdo a todos los partidos políticos, así como a los empresarios, en hacer el bien a la sociedad. Intentarlo al menos. Yo sé que lo intentan de alguna manera. Deberían reunirse y hablar todos de este tema, apretar todos por el mismo sitio. Pero hay muchos que miran antes por el partido y por ellos mismos que por el pueblo.

¿Existen los extraterrestres?

Creo que sí. Hay miles de milones de planetas como la tierra. ¡Qué casualidad que solo existiésemos nosotros! Cuando yo era muchacho siempre se escuchaba el surgimiento de apariciones. Últiimamente no, quizá porque la gente no se lo cree, o estamos pendientes más de otras cosas.

¿Por cuál de estas situaciones pasaría para ganarse la vida: 1 – Posar en top less o haver un desnudo integral para una revista; 2- Posar para el calendario Pirelli; o 3 – Atender un teléfono erótico.

A lo mejor atender un teléfono erótico porque podría dar consejos, no solamente en lo erótico sino también en la vida, porque muchas veces la gente se mete en lo erótico porque descuida lo que te he dicho antes, la cabeza.

¿Actuaría en una película porno?

Yo ya no tengo edad para eso. Y en mi época no sabiamos ni lo que era porno. Esa palabra no la entendiamos, no sabíamos ni lo que era, ¡ja, ja, ja!

¿Monarquía o República?

Republicano… no, aunque mira la República francesa, un país muy adelantado. ¿Monarquía? Mira los países más modernos y mejor organizados que hay en Europa, precisamente tienen monarquía, como Holanda, Suecia, Dinamarca, Bélgica. Son monarquías modernas que dejan funcionar a los políticos, no son como las de antes. O tenemos el caso de Gran Bretaña, donde los países de la Commonwealth hacen más caso a la Reina que al primer ministro de Inglaterra, cuando visitan este país. Alomejor pasa lo mismo con España y el Rey en el extranjero, que le hacen más caso a este que a los presidentes. Y quitarlo radicalmente es muy difícil. Mira lo que pasó en España en los años 30…

¿Se ha pegado con alguien alguna vez?

Cuando era muchacho, como todo el mundo, ja, ja. Pero poca cosa, yo soy una persona pacífica, y es que la cabeza hay que tenerla para eso. Siempre he intentado solucionar las cosas de palabra

¿Ha recibido propuestas sexuales de una persona de su mismo sexo?

No, todo eso no se estilaba en mi época

¿Se atreve a decir el lugar más raro donde ha practicado sexo?

Si le cuento… Nuestra época es muy distinta a la actual. Eso no se estilaba porque a las diez de la noche tenías que estar en casa (nos salíamos a la mitad de la película), no lo hicimos hasta que no nos casamos, y en la cama como todo el mundo, como en mi época, lo normal, y ya está, con todo el cariño del mundo, en la cama. Entonces no teníamos ni Seat 600. Y tampoco nos íbamos de vacaciones. Yo no vi el mar hasta que no viajé a la Costa Brava a poner la tienda de damasquinos, a los 21 años.