Entrevista Irreverente a José Sánchez, diseñador castellano-manchego

"La primera vez lo hice con una chica, la segunda con un chico y fue la que me definió"

"Hay gente de confianza que se lleva lo que he hecho y te dice: te lo pago la semana que viene. Llega la semana que viene y tampoco, la otra y tampoco, la otra y… Cuando la llamo al tiempo me dicen: sí te pagué, ¿no te acuerdas?"

Comenzó en el mundo del diseño hace ya 30 años y cose a medida y de forma muy personalizada. Diseña para mujeres porque cuando lo intentó hacer para hombres “¡me salió una mariconada”! y se quedó en eso, en el mero intento…
Es José Sánchez, tiene 53 años, vive hace muchos años en Toledo aunque es natural de Guadamur y a finales de año se trasladará a Villasequilla “porque me caso el 23 de diciembre y mi pareja es de allí y tenemos un casita”.
Ah, están leyendo la Entrevista Irreverente de encastillalamancha.es.
Entre sus aficiones, “principalmente, el baile y viajar, pero viajes cortos, me gusta mucho Benidorm, pero no para ir a las discotecas. Me gusta por la cercanía, te coges el coche y en tres horas y pico estás allí, y porque además Villajoyosa tiene una calita nudista que no la conoce casi ni Dios… Está a dos kilómetros de Benidorm y me encanta. ¡Allí en pelotas a la cala! ¡Que no se la recomiendo a nadie; ja, ja, ja…! Y me gustaría viajar a la India, por los colores, los olores…”.
Le encantaría poder hacer un desfile en el Teatro de Rojas de Toledo, le gusta mucho cocinar “y el pastel de berenjena me sale buenísimo”.
¿Hace falta tener padrino en el mundo de la moda para triunfar, hay que ser muy trepa o…?
Sigan leyendo y entenderán…

VER LA GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS, PINCHE EN LA IMAGEN O SOBRE ESTA LÍNEA

En el mundo del diseño, ¿hay que tener padrino para triunfar?

Pues casi sí. O padrino o un respaldo familiar importante. Casi todo el mundo que ha triunfado en el mundo de la moda por sí solo o destaca como número uno en sus promociones, que se mueren por captarlos, generalmente han tenido siempre unos padres que han tenido un taller relacionado con este mundo, con el consiguiente respaldo para poder lanzarse desde el principio. No padrinos externos, pero sí con una familia relacionada con lo que tú quieres hacer.

¿Hay mucho trepa?

Hay muchas zancadillas, más que trepas. Todo lo que sea arte es muy subjetivo, como el gusto. Mucha gente piensa que no los mejores están arriba pero sí piensan que los que han llegado es por trampas. Y no necesariamente. Pero sí hay mucho celo.

Y a usted, ¿le han puesto muchas zancadillas?

Yo, al paso de mis 53 años, me he enterado a tiempo pasado de algunas. Ja, ja, ja… Ten en cuenta que al haber estado también relacionado durante 15 años con los medios de comunicación siempre te llega alguna información… Bueno, ¿y yo qué he hecho para qué me hagan esto?

¿Qué sucedió?

A lo mejor intentas hacer algún trabajo o colaboración y… Por ejemplo, se hizo una portada del milenio en una determinada revista y hubo gente que luchó, después de estar hechas las fotos y todo, para que ese trabajo no saliese. En otra ocasión, en unos premios que daba una discoteca de verano, “Agualoca”, a los toledanos del año yo hacía un desfile, y además estaba nominado, y de la noche a la mañana se me cayó la nominación y se me cayó el desfile y lo hizo otra gente.

¿Qué excusa le pusieron?

Que otra gente había pagado por hacerlo.

¿A quién le gustaría vestir?

Siempre es muy importante dar un campanazo. Aquí en Toledo, por ejemplo, estoy muy contento por haber vestido a María José Rivas, que es amiga personal; haber hecho el traje de novia a Carmela (Carmen Jiménez, exconcejala de IU), que fue muy particular y gracioso porque la premisa era que quería un traje de novia para que la viera su madre pero que tuviera connotaciones republicanas. Entonces era un traje de novia, novia… Pero cada uno de los botoncitos iba con un color de la bandera republicana ¡porque se casó el día de la República! A nivel internacional, ¡el topicazo de doña Letizia!

¿Le gustaría vestir a la Reina?

¡Por supuesto, evidentemente! Me parece que es una mujer que, gustará más o gustará menos, pero en el mundo de la moda siempre ha luchado por defender la moda española. En otras ocasiones, incluso cuñadas, han elegido para actos oficiales a diseñadores extranjeros: Karl Lagerfeld, Dior…

¿Y a quién no vestiría?

Pues a cualquier persona que no se dejase aconsejar. Si por ejemplo aquí viene alguien, pasa muchas veces, con un vestido y me dice: quiero que me hagas esto, tal cual, pues eso no se lo hago. Porque, primero, es una copia; y porque eso al final siempre es un problema: no tengo esa tela, no tengo ese patrón y, lo que es más importante, ¡no eres la de la foto! Ja, ja, ja… Y así se lo digo. Con eso yo puedo hacer una carpeta de bocetos y luego jugamos a hacer algo especial, pero copiar no. Porque en realidad qué es lo que quiere con la copia, que si por ahí la cuesta 4.000 euros aquí la salga por 2.000. ¡Pues no!

¿Su diseñador favorito?

Dior. Ja, ja, ja… ¡Lo tengo clarísimo, de siempre! Porque guardaba la estética de embellecer a la mujer. Hay muchos diseñadores actuales que lo que intentan es lucirse y potenciarse ellos y llamar la atención sea como sea; y lo más importante que decía Dior y que yo llevo a gala es que cuando él vestía a una mujer quería que dijeran qué guapa está, para él eso era el triunfo, en el momento que dijeran qué vestido más bonito llevas la hemos liado.

¿Alguien ha llegado, la ha vestido y no le ha pagado?

Sí.

¿Y cómo se reacciona?

¡Con ganas de estrangularla! Ja, ja, ja… Gente con quien tienes cierta confianza, se lleva lo que he hecho y te dice: te lo pago la semana que viene. Llega la semana que viene y tampoco, la otra y tampoco, la otra y… La cosa se va perdiendo y cuando la llamo al tiempo me dicen: sí te pagué, ¿no te acuerdas? Claro, yo la pido que me enseñe la factura y… Pues que no lo he cobrado, claro. Eso me ha pasado dos veces y ya pido una señal económica.

¿En Toledo se viste bien?

En Toledo no se viste bien. Es algo generalizado, supongo que… La gente mayor de dentro de la muralla está muy encorsetada y la gente joven, aquí como en todos los sitios, las chicas van más uniformadas que los chicos. Si determinada empresa saca un lazo rojo, luego ves a todas con el lazito rojo. Teniendo muchas más posibilidades para vestir que los chicos, que tenemos sota, caballo y rey, van mucho más uniformadas que los chicos. Visten mejor los chicos que las chicas. En Toledo no se arriesga.

Creo que se casa…

¡Me caso! ¡El 23 de diciembre! Ja, ja, ja… Los padres de mi pareja se casaron ese día. Hace unos años hice los trajes de los Reyes Magos y se los regalé al Ayuntamiento de Toledo. Y como todos los años voy a vestirlos, este último estábamos con el roscón después del acto y se enteró la alcaldesa, Milagros Tolón, que me quería casar en diciembre pero que no podía porque las bodas se cortan el 15 de diciembre. Y entonces ella me dijo que iba a estar en Toledo… ¡Y que me casaba ella! Ja, ja, ja… ¡Encantados! Por eso nos casamos el 23 de diciembre, por la mañana. Pero lo que me tiene más nervioso es que es la primera vez que voy a hace algo de caballero, los chaqués de mi chico y el mío.

¿Cómo vestiría a…?

Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha: Con un pantalón vaquero y una camisa blanca.

María Dolores de Cospedal, ministra de Defensa y presidenta del PP de Castilla-La Mancha: Últimamente, como está dando tantos bandazos a la hora de vestir… Creo que está tratando de buscar esa línea de identidad que no termina de encontrar… Me gusta mucho más cuando va con vestidos muy entallados que cuando va con traje de chaqueta porque tiene una figura que se lo puede permitir. Yo la metería más vestido tubo tipo años 50 marcando mucho más la silueta. No tiene por qué ir tan enconsertada por el cargo que tiene, se puede sacar mucho más partido.

Milagros Tolón, alcaldesa de Toledo: Se suele sacar bastante partido y es mi próximo reto, ¡me gustaría vestirla! Ja, ja, ja… Me gustaría vestirla para un acto así como el Corpus, Semana Santa… Lo tenemos ahí un poco… Lo que pasa es que ella siempre ha tenido una modista de cabecera muy fiel, pero no desisto. Ja, ja, ja… Tiene muy buena figura y muchas veces va excesivamente seria. Yo la cortaría un poco el pelo al tener la cara un poco más alargadita, más media melena, y optaría más por pantalones tipo palazzo (campana) y con prendas arriba quizás un poquito más sueltas porque es muy delgadita y se lo puede permitir.

José García Molina, secretario general del Podemos en Castilla-La Mancha: A este habría que cambiarle un poquito… Ja, ja, ja… ¡Sobre todo en actos oficiales! Sin son capaces de ponerse un esmokin para ir a los Goya, pues que se pongan una chaquetita para ir al Senado… Algún trajecito.

¿Ha diseñado mucho para gente de Castilla-La Mancha?

Sobre todo a misses o a diferentes modelos que han tenido algún evento a nivel nacional o han necesitado fotos para un book…

¿Un diseñador español?

Balenciaga. ¡Lo tengo clarísimo! No solo era un diseñador, era también un arquitecto de la moda. Trabajaba muy bien las arquitecturas y las proporciones.

¿Cuándo aprendió a coser?

Pues mira, yo empecé a trabajar en Samaranch con 20 años y me daba muchísima rabia que llegase una señora a la tienda y dijera: no, que me atienda la niña… Ja, ja, ja… ¡Por ese clasismo que había en Toledo y sobre todo hace tiempo! Pero curiosamente se iban a Madrid y en las tiendas de tejido siempre ha habido caballeros, nunca señoras, y ahí no decían nada… Por eso me rebelé y decidí aprender corte y confección. Y también por mí, como tengo una talla complicada me costaba encontrar ropa. Empecé un poco por esas dos historias pero al final una la dejé aparcada, porque lo que hacía para hombres era una mariconada… Ja, ja, ja… Y me dediqué a las chicas.

¿Quién fue su primer amor y a qué edad?

A los 16 años y se llamaba María José. En el pueblo, Guadamur.

¿Le han dado muchas calabazas amorosas?

Alguna que otra, ¡como a todo el mundo! Ja, ja, ja…

¿Usted hubiera dado la orden de matar a Bin Laden?

No, no, no…

¿Alguna fobia confesable?

¡A las culebras! Mira… (se le pone la piel de gallina). Ja, ja, ja…

¿Es partidario de que las parejas de homosexuales adopten niños?

Pues de forma individual. Por ejemplo, yo ahora me caso y soy partidario de adoptar yo. Durante un momento de mi vida, cuando tenía 30 años, sí pensé en adoptar, pero en adoptar yo independientemente de con quién compartiera mi vida. Que la responsabilidad de ese niño o niña fuese mía.

¿Alguna anécdota en un viaje?

Pues mira, hace dos años. Era la primera vez que nos íbamos de vacaciones mi pareja, su hermana, una sobrina y yo… ¡Y para ir a Benidorm dimos la vuelta a La Carolina! Ja, ja, ja… Nos despistamos, íbamos cascando y riendo, y una vez que te metes en Despeñaperros ya no puedes dar la vuelta ¡Para ir a Benidorm ocho horas y media! Ja, ja, ja…

¿Algo desconocido de José Sánchez que nos sorprendería?

Me gustan los deportes de riesgo y algunos los practico… ¡Fui uno de los primeros que se tiraron por la tirolina! Me gustan las alturas y tirarme…

Sea sincero, ¿qué piensa de los periodistas?

Pues que te pueden ayudar o te pueden hundir.

¿Cuál fue su primer sueldo?

Trabajando con mi padre en el bar de la residencia de ancianos de Toledo. Como yo era un poquito rebelde estudiando, me fui al bar con él. No recuerdo cuánto me dio, pero tampoco sería mucho… Creo que para que no me emocionara y volviera a los estudios. Ja, ja, ja„… Y sí, luego volví a la Escuela de Artes y después me fui a Madrid.

¿Alguna vez ha cobrado en B?

Sí, sobre todo en algunas colaboraciones especiales en algunos medios de comunicación.

¿Tiene algún tatuaje o piercing?

¡No me gustan nada! ¡Nada de nada de nada! Pienso que lo que con 20 años te parece bonito con 60 te pasa factura.

En caso de necesidad, ¿qué estaría dispuesto a hacer? Uno, robar para comer; dos, prostituirse para comer; o tres, engañar a Hacienda.

Si engañase a Hacienda estaría haciendo lo que muchos políticos a los que criticamos, por lo tanto no vamos a ser parte del mismo saco… Pues a lo mejor robar, fíjate, para comer.

¿Le gusta bailar?

¡Mucho!

¿Con quién le gustaría echarse un bailecito?

Con Angelina Jolie.

¿Pena de muerte sí o no?

No.

¿Ha robado alguna vez?

Pues lo típico, de chiquitito, alguna chuchería…

Y a usted, ¿le han atracado, robado?

¡Ya te he dicho que hay una que no me ha pagado! Ja, ja, ja… ¡Bueno, dos! Y una vez me atracaron bajando por el Cristo de la Luz. Me dio muchísima rabia porque acababa de terminar corte y confección y todas las chicas con las que iba a clase me habían regalado una cadenita con el nombre… Bajaba de tomar unas copas y me quitaron la cadenita, el reloj y la cartera. Eran dos y me sacaron una navaja. Cuando el Cristo de la Luz estaba oscuro, en la época en la que yo estudiaba.

¿El famoso que más le atrae físicamente?

Brad Pitt, lo tengo clarísimo. ¡Es un matrimonio que me pone! Ja, ja, ja…

¿Qué nos puede contar de la primera vez que hizo el amor?

Pues… Nervios sobre todo. Es que para mí… He hecho dos veces por primera vez el amor. Te quiero decir… La primera vez que lo hice con una chica… Y la segunda vez que dije que me gustaban más los chicos. Pero la primera vez fue con una chica, de hecho he tenido relaciones de dos o tres años con chicas hasta que, lo típico…

¿Es homosexual o bisexual?

Yo no estaría ahora mismo con una chica. ¡Pero tampoco lo descarto!

Entonces la primera vez fue con una chica…

Estuve con una chica dos años, con otra año y medio… Y una noche surgió algo así como muy… Que no sabes cómo tal… Y te das cuenta de que… ¡Ah, pues mira! Entonces, la primera vez que hice el amor con una chica me pareció lo típico de un adolescente, sobre todo nervios; y la segunda, que me pilló con más experiencia, fue lo que me definió.