Entrevista Irreverente a Victoria Ortiz, vicepresidenta de CSIF CLM

"¿La primera vez? Fue una mezcla entre excitación, descubrimiento y date prisa porque como entre alguien…"

"La función pública tiene controles para purgar o expulsar a la gente que realmente es un cáncer, pero hay muchas veces que no se utilizan"

Foto - Rebeca Arango

Victoria Ortiz Fernández, el jueves 6 de abril (ayer mismo) cumplió 50 años, nació en Madrid, pero sus padres eran de Navahermosa (Toledo), aunque emigraron a la capital de España, donde ella se crió. Fue a partir de aprobar la oposición “cuando empecé a rular por Castilla-La Mancha, llevo aquí desde 1998”. En la actualidad vive en Bargas.

Entre sus aficiones, “me encanta viajar, la novela de intriga y el cine. Y cocino muchísimo. ¿Un plato que me salga estupendamente? La lasaña, por ejemplo. Y los arroces me cuestan un poco, el de la paella se me resiste…”. Entró en CSIF hace más de 15 años y antes de ser la vicepresidenta regional ha sido la secretaria de Finanzas y la secretaria de Negociación.

Por cierto, que lo que están leyendo es la Entrevista Irreverente de encastillalamancha.es.

Vicepresidenta de CSIF en Castilla-La Mancha desde hace apenas un mes desde que su antecesor, Ramón Caballero, pasó a ser “el segundo de a bordo nacional”.

Pasen y vean, tiene fama de decir las cosas muy claritas…

¿Por qué se hizo sindicalista?

No fue por una razón especial, estaba trabajando en La Puebla de Montalbán, pertenecía al sindicato y me ofrecieron si quería cambiar un poco el tipo de trabajo y empezar a defender las reivindicaciones que teníamos pendiente, entré y me gustó.

¿Por qué se afilió a CSIF y no a CC.OO., a UGT o a otro sindicato?

Primero, porque yo soy veterinaria, entonces el sindicato veterinario, junto con el de médicos y farmacéuticos, iniciaron su andadura juntos como CSIF. Yo conocía a veterinarios y quien a mí me ayudó cuando terminé la carrera y no sabía un poco por dónde dirigirme y orientarme a la hora de trabajar, fue Juan Pinilla (expresidente de CSIF CLM), a quien conocía de Navahermosa. A partir de ahí empecé en el sindicato.

El CSIF de CLM, sin veterinarios, no sería nadie. Antes el presidente era un veterinario, ahora la número dos también…

Nooooo… El CSIF es mucho más grande que los veterinarios, lo que pasa es que el núcleo, el germen, fue un sindicato de salud pública. Por lo menos en Castilla-La Mancha. Luego incluso entramos en personal laboral, que al principio no teníamos ninguna representación.

Y cuando escucha, porque se oye a menudo, que los funcionarios son unos vividores y ya si hablamos de los liberados no te quiero decir nada…

Que no nos conocen. Se puede trabajar, sí o no, en función de dónde estés y como seas tú como persona. Vagos hay en todos los sitios y gente que se rompe la espalda a trabajar y que está sacando muchas cosas en esta administración a base de echarle horas también hay mucha. Lo que pasa, también es cierto, es que hay mucho desconocimiento. Y que muchas veces los controles dentro de la administración pública no funcionan. La función pública tiene controles para purgar o expulsar a la gente que realmente es un cáncer, pero hay muchas veces que no se utilizan.

¿Por qué no funcionan esos controles?

Pues porque para eso debes tener un jefe que primero sepa cuál es tu trabajo y qué es lo que tienes que hacer. Muchas veces ese jefe está puesto ahí de forma política y ni siquiera sabe ni por dónde se anda. Y luego ha de tener la suficiente valentía como para tirar hacia adelante. Y estar bien instruido un expediente cuando lo quieras hacer.

El cabreo de la gente puede venir cuando ven que esos supuestos jefes no solo no controlan, sino que descontrolan…

Y aparte es que se cabrea el propio empleado público Porque si tú estás hasta arriba de trabajo mientras que tu compañero se ha tirado dos horas tomando café… Pues las ganas que te quedan a ti y la motivación de seguir trabajando tampoco es… Pero eso pasaría en cualquier empresa. Hay empresas privadas en las que ocurre lo mismo, donde hay gente que trabaja mucho y hay otra que vive bastante mejor. Yo creo que la Función Pública es como cualquier otra empresa.

¿Ha tenido alguna bronca con gente precisamente por esto?

Yo es que suelo ser muy clara y a veces me preguntan que cómo les digo eso a la gente que te llama para contarte determinado problema. Porque también hay veces que hay que decirle a la gente que no, decirle que no tienes razón. Si la tienes, la tienes y voy a defenderte a muerte, pero si no la tienes no puedo defender algo que es indefendible.

¿Me cuenta algún caso?

Alguien que llamó protestando porque antes trabajaba en llevar un tema de perdices y habían decidido que llevara mirlos, que no salía del mismo ámbito. Estaba indignadísimo porque de la mesa A le habían pasado a la mesa B… A ver, estás llevando un trabajo de tu categoría, del mismo servicio, dentro de tu Consejería, ¿qué problema hay?

¿Lo entendió?

Pues hombre, espero que lo entendiera, no volvió a llamar para quejarse. Soy bastante educada, pero le dije que no tenía ningún sentido. Otra cosa es que me diga que soy médico y de repente me han puesto de limpiador. Pero no era el caso. Era un técnico y tenía que hacer el trabajo de técnico.

Ahora mismo falta personal en algunas Consejerías y a lo mejor está mal distribuido en otras

¿Hay muchos funcionarios, hay pocos funcionarios, debería haber más funcionarios?

A ver, esto es controvertido. Yo creo que ahora mismo falta personal en algunas Consejerías y a lo mejor está mal distribuido en otras. Pero ha habido muchísima destrucción de empleo público y hay cosas que no están saliendo por falta de personal.

¿Por ejemplo?

Tienen bastantes problemas en Agricultura. Y de hecho nos ha caído una multa por un tema de pastos, de treinta y tantos millones de la Unión Europea, por no hacer los controles adecuados. Y los controles no salen porque no hay personal técnico. Si estás pagando una subvención tienes que controlarla y supervisar los expedientes.

¿Dónde sobran funcionarios?

Pues no sé, no te voy a decir si sobran en algún sitio, porque no creo que sea la más adecuada para decirlo, pero a lo mejor hay en algunos servicios que sí se podía… Y no precisamente en Agricultura, Sanidad o Bienestar Social. Hay mucho desequilibrio entre unas consejerías y otras, sobre todo por la carga de trabajo.

Victoria Ortiz, vicepresidenta de CSIF Castilla-La Mancha

 

Cuando escuchas eso de… “Yo de mayor quiero ser funcionario”, ¿qué piensa?

Pues que la gente no sabe realmente lo que es.

¿Es más sacrificado de lo que la gente piensa?

Sí, además nosotros no nos vamos a hacer millonarios. Lo que ocurre es que en las crisis nuestro empleo es estable y eso es un valor añadido. Pero yo tengo compañeros ingenieros que han estado ganando menos que un encofrador durante los años de la bonanza económica. Es que un técnico de la Junta a lo mejor te gana, un ingeniero, 1.700 ó 1.800 euros. ¿Cuánto ganaba un encofrador aquí en los años de la burbuja? Entonces no se acordaba nadie de nosotros. Y luego mucha gente de la Función Pública es mileurista. Un auxiliar administrativo gana 1.100 ó 1.200 euros, no estamos hablando de… Parece algunas veces que los sueldos son los de los ministros, y no es así, son sueldos de empleados normales y corrientes. Y el personal técnico, normalmente, peor pagado que en cualquier empresa privada.

¿Cuánto ganaba un encofrador aquí en los años de la burbuja? Entonces no se acordaba nadie de nosotros

¿Qué ha hecho mal el Gobierno de Emiliano García-Page en estos casi dos últimos años?

Es muy inmovilista. Hasta ahora lo que ha hecho ha sido prometer muchísimas cosas, pero tiene todo paralizado. Un ejemplo, llevamos cinco meses prácticamente sin tener una mesa de negociación con Función Pública, desde el mes de noviembre. Y hay cosas que no dependen del presupuesto, que son cosas de voluntad. Los empleados públicos y los funcionarios se quejan mucho de lo que nosotros llamamos las comisiones de servicio, cuando queda una vacante en un determinado puesto y al amigo de turno se le traslada.

¿Eso sigue ocurriendo?

¡Eso ocurre muchísimo! Eso no se ha regulado, es una figura que existe en la ley. Es legal porque es temporal, pero no es muy moral. Porque hay más gente que quiere ir a ese puesto y no sabes por qué pero determinada gente tiene facilidad para encontrar esos huecos y otros muchos que no tienen ninguna.

¿Los que tienen facilidad suelen ser los mismos?

Suelen ser los que están más cerca de los puestos directivos. ¡Casi siempre! Esto se puede regular y no es una cuestión de dinero. Y no se regula.

Victoria Ortiz, vicepresidenta de CSIF Castilla-La Mancha

 

Con Cospedal disteis un salto hacia adelante, hacia atrás…

Con Cospedal se dio un salto… ¡Hacia atrás en cuanto a derechos! Primero, se perdieron las retribuciones de las bajas por enfermedad, que las teníamos en el 100 por 100, se las cargó de un plumazo y pasamos a no cobrar nada los tres primeros días, luego un 50 por 100, luego un 35… Y sin ningún tipo de excepción. Con lo cual, se dio el caso de gente que no había cogido una baja en su vida y que de repente tenía un proceso de cáncer que se encontró con que el primer mes cobraba el 50 por 100 del sueldo. Ahora eso ya… La misma Cospedal rectificó a última hora porque vino una legislación nacional y… Pero eso era una barbaridad. También se perdieron las 35 horas, que fue una medida que para la conciliación familiar sentó fatal.

¿Se puede saber a quién votó en las últimas elecciones generales?

Al PP.

¿En las autonómicas?

No.

¿Y en las municipales?

Voto nulo porque no me convencía ningún candidato de lo que se presentó (votó en Toledo).

¿Quién fue su primer amor y a qué edad?

Uffff… Un amigo de la playa y debía tener unos 14 años. Mis tíos tenían un restaurante que abrían los veranos en Guardamar del Segura (Alicante) y pasaba los veranos vendiendo helados con ellos. Se llamaba Jaime y no lo he vuelto a ver… Bueno, a los 10 ó 12 años, que coincidimos en la playa una vez que regresé de casualidada. Él estaba casado y todo y yo tenía novio… Y ya no nos hemos vuelto a ver.

¿Le han dado muchas calabazas amorosas?

No. ¡Yo tampoco creo que haya dado muchas! No he sido muy de… No he tenido muchos amoríos, he sido mujer de relaciones muy largas.

¿Usted hubiera dado la orden de matar a Bin Laden?

No me hubiera gustado estar en esa situación, hay que verse en la situación de quien está en ese momento, yo no quiero ese tipo de responsabilidad, no creo que sea capaz de asumir una responsabilidad como esa.

Tengo fobia a la mala educación, sí, soy muy intolerante con la mala educación

¿Alguna fobia confesable?

A la mala educación, soy muy intolerante con la mala educación.

¿Hay mucha mala educación?

Sí, muchísima, pero de cosas muy sencillas. Yo, por ejemplo, voy a la piscina municipal, y hay mucha gente que entra, das los buenos días y son incapaces de contestarte. Es que además, me ha ocurrido, ¡me han contestado los hijos y la madre no!

¿Es partidaria de que las parejas de homosexuales adopten niños?

¿Por qué no?

¿Alguna anécdota en un viaje?

Que el primer viaje que hice fuera, al extranjero, fue a Suiza, en el bachillerato. Imagínate en los años 80 las pintas que llevábamos los españoles… Me tocó dormir en un albergue de Zurich con cinco danesas, me pasé parte de la noche explicándoles que en España, aunque Remedios Amaya hubiera salido en Eurodivisión descalza y con una túnica, nosotros íbamos vestido adecuadamente. No muy bien, pero por lo menos llevábamos zapatos. Entre eso y que todo el mundo era de Andalucía… Teníamos una imagen los españoles… Fíjate, nos daba vergüenza y acabamos diciendo en todos los sitios que éramos italianas. Yo estudié en un instituto de Carabanchel y no es que fuéramos vestidas estupendas de la muerte…

Victoria Ortiz, vicepresidenta de CSIF Castilla-La Mancha

 

¿Algo desconocido de Victoria Ortiz que nos sorprendería?

Hummmmm… No. Quizás el tipo de música que oigo, porque puedo saltar de gente muy extraña como Asaf Avidan o ponerme a escuchar a Rocío Jurado. Cualquier cosa que tenga algo de fuerza o que me motive un poco… ¡Tiro “palante”!

Sea sincera, ¿qué piensa de los periodistas?

Que sóis necesarios. Lo que ocurre, creo, es que ahora mismo estáis muy encorsetados por el tema económico, sobre todo en comunidades autónomas y en provincias por quien es el que paga la publicidad. Pero eso es un creo que nos pasa un poco a todos.

¿Cuál fue su primer sueldo?

No fue sueldo, sueldo… Yo trabajaba los fines de semana en una clínica veterinaria en Villaverde, pero solo trabajaba los sábados por la mañana, no sé cuánto me pagarían. No sé, a lo mejor que me pagaran 600 pesetas el día que iba o algo así, un poco ridículo.

¿Alguna vez ha cobrado en B?

No, he tenido suerte. ¡En la Función Pública no pagan en B!

¿Tiene algún tatuaje o piercing?

No, porque… Mi mentalidad científica me impide los piercing, porque siempre pienso que me va a dar una infección; y con los tatuajes me pasa un poco igual, es algo para toda la vida y a lo mejor lo que te parece estupendo, “el amor de Pepito…”, luego a los 40 quieres quitártelo con el estropajo… Y Pepito está momificado probablemente ya… Ja, ja, ja…

¿Un bailecito y que no sea mi pareja? Pues hombre, a lo mejor Richard Gere estaría bien… ¡Estaría muy bien!

En caso de necesidad, ¿qué estaría dispuesto a hacer? Uno, robar para comer; dos, prostituirse para comer; o tres, engañar a Hacienda.

¿Tú crees que engañando a Hacienda podría comer? Yo es que creo que no… Creo que acabaría entrando en una tienda y pediría por favor que me dieran algo para comer.

¿Le gusta bailar?

Sí, pero soy un desastre.

¿Con quién le gustaría echarse un bailecito?

Pues es que no lo sé… Ahora mismo, con mi pareja, que hace siglos que no salimos a bailar. ¡Lo digo en serio! Ja, ja, ja…

¿Y si no fuera con su pareja?

Pues hombre, a lo mejor Richard Gere estaría bien… ¡Estaría muy bien!

¿Pena de muerte sí o no?

No.

Victoria Ortiz, vicepresidenta de CSIF Castilla-La Mancha

 

¿Ha robado alguna vez?

No. Me llevé un paquete de chiches una vez de un supermercado y me volví a los 10 metros porque estaba muerta de vergüenza. Le dije que me lo había llevado distraídamente y que quería pagarlo.

Y a usted, ¿le han robado o atracado?

Sí, me han atracado… En Carabanchel, en los años 80, que había… ¡Es que me he criado en un barrio en el que la heroína pegón muy fuerte! Recuerdo que me quitaron la medalla de la comunión que llevaba y el reloj. En un portal. Yo tenía 13 años, me pegaron un empujón, me pusieron una navaja en el cuello, sí, sí, sí… Tardé un rato en recuperarme del susto que me llevé. Me pegó el tirón y me dijo que le diera el reloj. Se lo di y mientras salió corriendo me quedé ahí pegando la temblona hasta que pude subir a casa de mi amiga y decir lo que me había pasado. Fueron años un poquito…

¿El famoso que más le atrae físicamente?

Ufff… Me lo pones… ¡Hay muchos, pero no te creas que me gusta cualquiera! A lo mejor Sean Connery en sus buenos años.

¿La primera vez que hice el amor? ¡Creo que no disfruté absolutamente nada simplemente de pensar que en algún momento se abría la puerta!

¿Qué nos puede contar de la primera vez que hizo el amor?

Puffff… Pues que fue una mezcla entre excitación, descubrimiento y date prisa porque como entre alguien… Estábamos en casa de mis padres en el pueblo, en Navahermosa (Toledo), y aquello era… Tú imagínate una casa que es un portal y cuatro viviendas, y mis tías vivían alrededor. Entonces las puertas no existían, porque aunque existían puertas había llaves de todas las casas. Tú te podrías encontrar en tu casa y que de repente apareciera una de mis tías preguntándome que si había ido a comprar no sé qué… Entonces aquello fue un poco surrealista. Ja, ja, ja…

¿La pillaron?

No, no, no… ¡Pero yo creo que no disfruté absolutamente nada simplemente de pensar que en algún momento se abría la puerta!