Así lo ha afirmado en Espacio Reservado

CLM como "eje de la expansión económica de Madrid" vertebrado por una "M-80 industrial"

"Esa comunicación es determinante y soporta un tráfico pesado y escandaloso", ha dicho Emilinano García-Page, quien ha añadido la necesidad de vincular la localidad conquense de Tarancón con la A-2 a la altura de Guadalajara.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha avanzado que exigirá al Ministerio de Fomento afrontar la conexión de distintas autovías de alta capacidad al sur de la Comunidad de Madrid para conformar una “especie de M-80” como anillo de circunvalación a la capital de España para beneficiar “a más de un millón de personas” en la Comunidad Autónoma.

Así lo ha asegurado durante su intervención en un desayuno informativo organizado por Encastillalamancha.es, donde ha desgranado esta propuesta, que pasa por terminar la conexión de la A-5 con la A-4 a través de la finalización de la A-40 entre Toledo y Ocaña “para empezar a hacer ese anillo perimetral por el sur”.

“Esa comunicación es determinante y soporta un tráfico pesado y escandaloso”, ha dicho García-Page, quien ha añadido la necesidad de vincular la localidad conquense de Tarancón con la A-2 a la altura de Guadalajara.

Estas conexiones servirán para aprovechar la cercanía con una Comunidad de Madrid que a su juicio se queda pequeña en materia de suelo industrial. Tras avanzar que habrá próximamente “muy buenas noticias” en cuanto a la atracción empresarial a la Comunidad Autónoma, ha abogado por un “macroacuerdo inevitable” con Madrid y “la caja torácica que suponen Cuenca, Toledo y Guadalajara”.

Además, el presidente de Castilla-La Mancha aseguró que “La comunidad autónoma está en muy buenas condiciones de captar crecimiento, vamos a dar muy buenos datos” .