Auditoría, transparencia, acuerdos y futuro de la Universidad

Page: "No vamos a dejar caer a la UCLM pero se tiene que saber hasta dónde va el último céntimo de euro"

Emiliano García-Page se ha mostrado tajante en el bloque de preguntas sobre la Universidad. Ha pedido a la institución mayor transparencia, ha vuelto a hablar de la auditoría y ha dichoque "seguramente" se vaya a necesitar un plan de saneamiento para la Universidad; sobre las titulaciones: "El gobierno las aprueba finalmente"

Emiliano García-Page, en el Espacio Reservado de hoy. Foto - Kiko Expósito

Emiliano García-Page ha pedido a la Universidad de Castilla-La Mancha que dejen de confundir “autonomía con transparencia” y ha asegurado que el Gobierno regional no va a “dejar caer a la UCLM”, aunque es necesario saber “hasta donde va el último céntimo de euro”.

El presidente regional, protagonista del 30º Espacio Reservado de encastillalamancha.es, ha sido preguntado sobre la institución regional durante el desayuno informativo, a lo que ha respondido que el tema de la Universidad es “más complejo de lo que muchos se pueden imaginar”.

 

Un tema que está a la orden del día, además de que hoy el Consejo Social ha aprobado parte del Plan Estratégico planteado por el Gobierno de la UCLM, sin valorar las titulaciones, que no han sido votadas, aunque dicho Plan está condicionado a los requerimientos puestos por el Gobierno regional: la famosa auditoría que se pide a la Universidad para aclarar su situación financiera, sobre todo tras informar sobre un déficit de 25 millones.

“Un enorme agujero, un marrón” en la UCLM

En estos términos, Page ha explicado que “durante la época de Cospedal”, parece ser que “se originó un desfase enorme entre ingresos y gastos”, algo que el presidente regional no ha dudado en tildar como “un enorme agujero que nos ha caído como marrón”, pese a que la financiación -es decir, la subvención de la Junta- “se quedó a la mitad”, según ha subrayado.

Así, el jefe del Ejecutivo autonómico ha pedido a la Universidad que no confunda ” autonomía con transparencia”, ejercicio en el que se debe avanzar, ha sostenido el dirigente, igual que “en cualquier aspecto donde haya un solo euro público”. Por lo tanto, ha dicho que se trata de algo que “lo tenemos que hacer los demás”, y ha subrayado que “autonomía no significa opacidad”.

Por ello, ha dejado claro que la “condición elemental” que se pone para que Gobierno y UCLM acerquen posturas y hablen del futuro de la institución académica está puesta en el plan de saneamiento “que seguramente se va a necesitar en la UCLM”. Sobre este saneamiento, la semana pasada el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina,  dijo que habría que esperar a la auditoría para valorar si hacer o no un saneamiento a la institución, en caso de que lo necesitara.

Page marca la hoja de ruta de su Gobierno en cuanto en la UCLM: saber qué ha pasado en las cuentas, primero; hablar del futuro después"

Sobre la auditoría, el presidente regional ha justificado que su Gobierno tiene que saber “qué ha pasado para que en la campaña electoral del rector se dijera que no había problema, que había sostenibilidad económica”. Sobre este punto, Page ha sostenido que “a pesar de ello, se ha subido el presupuesto un 16 por 100”, y ahora “nos encontramos con un problema financiero”.

Aun así, el dirigente se ha mostrado “optimista de fondo”, y ha considerado que se va a trabajar “en que haya un punto de acuerdo”, pero ha aclarado la necesidad de “un trabajo de aclaración fundamental, de qué ha pasado y cómo se ha gestionado”.

“Las titulaciones las aprueba el Gobierno finalmente”

Emiliano García-Page ha mencionado también el tema de las titulaciones, respecto a la Universidad, y ha dejado claro que es el Gobierno el que aprueba las titulaciones “finalmente”. Ante ello, ha puesto algunas condiciones para las mismas, como “el sentido común, consenso y sostenibilidad”, ha dicho.

Además, el jefe del Ejecutivo autonómico ha aseverado que “todos los campus están incendiados” por el reparto que ha hecho la UCLM de las titulaciones, y a la vez ha asegurado que “Talavera tendrá informática”.

Por último, para dejar zanjado este tema, ha determinado que la postura de su Gobierno es “impedir que la UCLM se vaya al garete”, ante lo que se tiene que descubrir “hasta dónde va el último céntimo de euro”.