"En Navidad, Toledo"

Ana Isabel Fernández Samper y las llaves que unen a los sefardíes cinco siglos después

"El legado del pueblo judío en su estancia en Toledo durante siglos", eso es lo que encierra la sinagoga del Tránsito, sede del Museo Sefardí, el lugar seleccionado por Ana Isabel Fernández Samper para representarla en la guía "En Navidad, Toledo"

Ana Isabel Fernández Samper, directora general de Turismo, Comercio y Artesanía de Castilla-La Mancha, en la sinagoga el Tránsito Foto - Rebeca Arango

Hubo un tiempo en que tres religiones convivieron en Toledo. Una de ellas, expulsada en la época de los Reyes Católicos, todavía encierra un vínculo y una esencia muy especial en la Ciudad de las Tres Culturas. Sefarad era su “reino” y uno de sus sitios de referencia, la sinagoga del Tránsito, sede del Museo Sefardí, es el elegido por la directora general de Turismo, Comercio y Artesanía de Castilla-La Mancha, Ana Isabel Fernández Samper, para representarla la guía “En Navidad, Toledo”, en la que distintos personajes ligados con la ciudad de Toledo muestran sus rincones favoritos y donde se puede encontrar todo lo que sucederá en el mes más mágico del año en la capital regional.

 

La Judería es uno de sus lugares preferidos de Toledo “y el lugar más representativo son las dos sinagogas”, indica. Entre ambas, Fernández Samper se queda con la del Tránsito porque guarda “el legado del pueblo judío en su estancia en Toledo durante siglos”.

Este artesonado mudéjar no lo encuentras en ningún monumento ni de Toledo ni de ninguna parte del mundo

“Tenemos una sinagoga de las mejor conservadas y más bonitas del mundo. Este artesonado mudéjar no lo encuentras en ningún monumento ni de Toledo ni de ninguna parte del mundo”, ilustra la directora general.

Cuentan las leyendas que los hebreos fundaron Toledo y parece que nunca se fueron de aquí. De entre todas las historias, mitos y leyendas que dejaron, ella se queda con una que mantiene viva la llama sefardí y su legado: las llaves de Sefarad.

Conservan las llaves de sus casas, esperando el momento de regresar a Toledo

“Una de las visitas obligadas de los sefardíes es Toledo”, explica Fernández Samper, “porque van buscando las huellas de sus antepasados, de su historia… Es algo muy simbólico y muy sentimental”, y es que muchos de los descendientes de quienes emigraron con la expulsión del 1492 “conservan las llaves de sus casas, esperando el momento de regresar a Toledo“.

Esas llaves han sido transmitidas de generación en generación, a lo largo de muchos siglos, y encuentras a muchos judíos que vienen a Toledo y dicen -yo tengo la llave que me dio mi madre y a ella se la dio mi abuela…- Creen que todavía van a encontrar ese sitio donde habitaron en la ciudad y que van a poder utilizar la llave y abrir la puerta”, explica.

Ana_Isabel_Fernandez_Samper_1
Ana Isabel Fernández Samper, directora general de Turismo, Comercio y Artesanía de Castilla-La Mancha.

 

Toledo sorprende “día a día” a esta toledana adoptiva y, para los judíos, es la “capital de Sefarad, la Jerusalén de occidente”, por ello guardan un “vínculo muy grande con la ciudad”. Un lugar que, para quien lleva 16 años viviendo en él, es capaz de mostrar “en una sola imagen el potencial patrimonial, histórico y cultural del casco histórico”, las vistas al casco desde cualquier punto de la ciudad.

Un lugar para “descubrir los platos de caza”

“En Toledo descubrí los platos de caza”, reconoce Ana Isabel, citando “el venado en salsa, perdiz, liebre o cualquier arroz que lleve esta carne”, y es que asegura que “aquí se cocina muy bien y con recetas tradicionales que se han sabido transmitir durante generaciones”, concluye.

Selfie_Samper
Los autores del reportaje, Rebeca Arango y David Romero, junto a Fernández Samper en la sinagoga del Tránsito.