La concesionaria modificó sus condiciones laborales

Casi 70 trabajadoras de limpieza del Complejo Hospitalario de Toledo serán indemnizadas

La empresa Aracas Mantenimiento Industrial S.A., que en 2012 era concesionaria de los servicios de limpieza del Complejo Hospitalario de Toledo, modificó de forma ilegal las condiciones laborales de cerca de 70 trabajadoras. En una primera sentencia se le obligó a reponer las anteriores condiciones, pero en sucesivas sentencias se les condenó a pagar a las trabajadoras una indemnización por daños y perjuicios, que será de media de 4.000 euros

Las trabajadoras afectadas han realizado hoy una asamblea para conocer más detalles

Cerca de 70 trabajadoras de limpieza de los hospitales Virgen de la Salud y Virgen del Valle de Toledo recibirán esta semana una primera parte de las indeminzaciones, dos años después de la condena a la empresa adjudicatoria del servicio de limpieza del Complejo Hospital de Toledo, Aracas Mantenimiento Integral S.A.

Dichas indemnizaciones, según ha comunicado el sindicato Comisiones Obreras, a instancias de quien comenzó el proceso por la vía Social, serán de media de entre 3.800 y 4.000 euros en su totalidad, aunque ahora solo recibirán una parte, que es correspondiente a una de las sentencias ejecutadas. La cuantía de dichos reintegros ha sido calculada mediante una ponderación conforme a lo que cobraron en turnos de rotación de domingos y festivos en 2011.

Una modificación que se dió en 2012

En abril de 2012, la adjudicatoria excluyó de los turnos de rotación a las trabajadoras de limpieza los domingos y festivos, con lo que se incluyó la rotación solamente de lunes a sábado. Por lo tanto, las 68 trabajadoras de limpieza hospitalaria en Toledo dejaron de percibir los pluses que cobraban por domingos y festivos, según explica CCOO. Además -según denuncia el sindicato- se contrató a cerca de 30 trabajadoras más, “en condiciones muy precarias y con salarios muy bajos”, para cubrir esos días de los que habían sido excluidas las otras trabajadoras.

Dos años más tarde esta decisión de la empresa fue anulada mediante una sentencia del Juzgado de lo Social nº2 de Toledo: se declaró nula la decisión de la empresa y se condenó a Aracas S.A. a reponer las condiciones laborales que tenían, es decir, se las volvió a incluir en los turnos de rotación. El Tribunal Superior de Justicia regional desestimó, además, el recurso de suplicación que fue interpuesto por la propia empresa, con lo que se confirmó la sentencia y el reajuste.

Se denunciaron daños y perjuicios por el cambio

A pesar de que la empresa repuso a las 62 trabajadoras de limpieza del Hospital Virgen de la Salud y a las otras 6 del Hospital Virgen del Valle de Toledo, se denunciaron daños y perjuicios al montante de trabajadoras por haber dejado de disfrutar “los descansos siguientes a la prestación de servicios durante estos días”, según CCOO, es decir: las libranzas.

Con una sentencia ejecutada pero ante el problema de que no se habían ejecutado las libranzas correspondientes a los domingos y festivos trabajados, el sindicato interpuso dos demandas a la empresa por “daños y perjuicios” ocasionados por la modificación que fue decalarada nula, una para el primer periodo -2o12, 2013- y otra desde abril de 2013 hasta el momento en el que se reponen las condiciones laborales, que fue en marzo de 2014.

 

Primero se anuló el cambio, luego se denunciaron daños y perjuicios en dos demandas; ahora recibirán la primera parte de indemnización

En el año 2015, el Juzgado de lo Social nº2 de Toledo, vuelve a dar la razón a las trabajadoras en ambas demandas, por lo que la empresa adjudicatoria fue condenada a indemnizar a las trabajadoras, en dos periodos correspondientes -de forma temporal- a las dos demandas interpuestas.

Ahora, dos años más tarde, las trabajadoras del Complejo Hospitalario recibirán la primera parte de la indemnización por parte de la empresa. De media serán indemnizaciones que rondarán los 4.000 euros de media, aunque según aclara Carolina Vidal, secretaria de Acción Sindical de CCOO CLM, no será la misma cuantía para todas, ya que la cantidad está ponderada según cada caso y atendiendo a criterios que han sido calculados en función de lo que habrían tenido que cobrar.