Y el recurso de los hermanos levantó la suspensión

Un tribunal concluye que la noticia de El País de que los Rey recibieron sustancias dopantes en casa de Vanessa Veiga es falsa

En la sentencia del Juzgado de Primera Instancia Número 55 de Madrid se falla que no hubo envío de sustancias dopantes para los hermanos Rey a casa de Vanessa Veiga y que el alzamiento de la suspensión cautelar fue por el recurso de los hermanos, y no por los de Iván Hierro

Julio Rey, en plena era de triunfos Foto - Julio Rey

Una sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 55 de Madrid ha fallado que la información sobre los supuestos envíos de sustancias dopantes de Iván Hierro, exatleta cántabro, a los hermanos Julio y Fernando Rey, concretamente al domicilio de Vanessa Veiga, esposa de Julio Rey, es «absolutamnente falsa».

Por ello el diario «El País» publicó una noticia de rectificación sobre lo publicado, con fecha de 8 de enero de 2019 bajo el título «Iván Hierro, el traficante que quiere olvidar que delató a sus clientes», en la que se afirmaba que «los envíos de Hierro tuvieron lugar en 2013 y 2014; según la Policía, Penas recibió cinco paquetes; Fuentes Pila, cuatro; y los hermanos Rey, seis, todos ellos enviados a Toledo al domicilio de la maratoniana Vanessa Veiga, pareja mayor de los Rey…».

En la rectificación del periódico, en cumplimiento de la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia Número 55 de Madrid, aparece esta parte de la sentencia:

«Los envíos de Hierro, cuyas fechas desconocemos, en ningún caso fueron enviados a Toledo al domicilio de la maratoniana Vanessa Veiga, pareja del mayor de los Rey, y dicha información es absolutamente falsa”.

En cuanto a la segunda rectificación de «El País», en la referida noticia se afirmaba: «La única solución que se le ocurrió a Hierro para evitarlo fue la de cambiar de abogado, acudir a la fiscal y decirle que él se había equivocado con los nombres e iba interponer un recurso de nulidad parcial de la sentencia. Bastaba, dijo, con que se borrara a los atletas citados. La maniobra interrumpió el expediente sancionador abierto por la AEPSAF a Margarita Fuentes Pila, Lolo Penas y los hermanos Fernando y Julio Rey, entre otros. Todas las actuaciones quedaron paralizadas y dejó de surtir efecto la suspensión cautelar con que habían sido ya castigados”.

La rectificación consiste en plasmar la parte de la sentencia en la que se asegura que el alzamiento de la suspensión cautelar contra los Rey no se debió a los recursos presentado por Hierro, sino a la estimación del recursos presentados por los hermanos Rey.

En concreto, esto dice la rectificación:

«Las actuaciones y el alzamiento de la medida cautelar no han quedado sin efecto por los recursos presentados por Iván Hierro ante la Audiencia Provincial de Cantabria, sino por la resolución estimatoria del Tribunal Administrativo del Deporte (en adelante TAD) de fecha 21 de septiembre de 2018, por la que se acordó estimar el recurso interpuesto por los hermanos Fernando y Julio Rey, acordando anular la suspensión provisional de la licencia federativa al considerar que no estaba debidamente justificada la tipificación de la infracción que se les quería imputar.

En el mismo sentido, se pronunció posteriormente la AEPSAD (Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte) en la providencia de fecha 27 de septiembre de 2018, por la que el instructor del expediente acordó levantar la suspensión provisional de la licencia federativa al estimarse por Resolución del TAD de fecha 21 de septiembre de 2018 el recurso presentado por los interesados”.

Fernando Rey: ¡Muchísimas gracias a tantísima gente que nos ha apoyado y ha estado con nosotros de una manera u otra!

Al respecto, Fernando Rey ha dicho esto en sus redes sociales: «Muchísimas gracias a tantísima gente que nos ha apoyado y ha estado con nosotros de una manera u otra. ¡Os estaré eternamente agradecido! Me preguntan muchas personas, ¿ahora qué? Ahora hay que seguir el camino de las demandas contra quienes procede para lograr que este tipo de noticias falsas no se sigan dando».

Vanessa Veiga: Nos han destrozado la vida

Por su parte, Vanessa Veiga afirma, también en las redes sociales: «¿Quién nos va a reparar el daño causado? ¿Qué organismos protegen la imagen y honor de nuestros deportistas? Estamos indefensos, nos han destrozado la vida».

Y ha añadido: «Estas publicaciones deben ser penadas judicialmente y castigadas por la Aepsad. Ensucian mi imagen, son acusaciones muy graves que perjudican mi salud mental y esta agencia está creada para velar por la salud del deportista. He sufrido bullying».