Ya han comenzado los trabajos en la zona

326.000 euros para la regeneración de la zona arrasada por el incendio en Campillo de Altobuey (Cuenca)

Tanto el Gobierno de España como el regional aportarán fondos para la reconversión del terreno, para paliar los daños del incendio y para que el terreno vuelva a la normalidad

El Ministerio de Agricultura y el Gobierno de Castilla-La Mancha van a invertir 326.000 euros en la regeneración de la zona afectada por el incendio forestal de Campillo de Altobuey (Cuenca), que a finales de julio pasado calcinó más de mil hectáreas, de las que casi 600 son de monte público.

Representantes de ambas administraciones han visitado hoy la zona quemada y han indicado que se va a apostar por potenciar la regeneración natural del monte tras retirar todos los residuos y la madera quemada.

Más de 700.000 euros dedicados a recuperar zonas afectadas en la región por el Gobierno central

Así, el delegado del Gobierno en la región, José Julián Gregorio, ha indicado que los trabajos por parte del Ministerio comenzaron el pasado 3 de noviembre e incluyen disminuir el aporte de cenizas y arrastres, garantizar el suministro de agua potable y evitar la proliferación de plagas y de procesos erosivos, ha informado la Delegación del Gobierno.

En total, el Gobierno de España aportará 206.000 euros, que se suman a los 500.000 destinados a los trabajos que también se están desarrollando en Yeste (Albacete) para recuperar la zona afectada por el incendio de este verano.

La Junta aportará 120.000 euros para la recuperación

Por su parte, la Junta contribuye con 120.000 euros en Campillo de Altobuey, de los que 12.000 se han aportado para el deslinde del monte, otros 80.000 euros procedentes de los aprovechamientos de la madera y los 30.000 restantes del denominado “fondo histórico de mejora forestal” para obras de acondicionamiento de caminos y otras infraestructuras públicas que resultaron dañadas por el incendio.

El director provincial de Agricultura, Joaquín Cuadrado, ha subrayado que los trabajosa van a consistir en la corta y retirada de la madera quemada y en potenciar la regeneración natural de la vegetación con actuaciones de defensa del suelo, ya que en principio no es necesaria la repoblación, según ha informado la Junta.

Además, se van a podar los árboles y arbustos que, sin llegar a quemarse, se vieron afectados por el fuego y se ha llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento de Campillo de Altobuey para que toda la leña que se produzca a consecuencia de los trabajos de limpieza del monte pueda ser aprovechada por los vecinos.