Tormentas secas en la ola de calor

776.000 descargas en agosto, el mes con más rayos y tormentas del siglo XXI

30 de los 31 del mes de agosto hubo rayos y tormentas. Además, durante la ola de calor se dieron las llamadas tormentas secas, que son de aparato eléctrico y sin precipitaciones. De hecho un estuvo en el origen de uno de los incendios estivales más graves

Tormenta en Toledo

Más de 776.000 rayos han sido detectados durante el mes de agosto de 2018, que se convierte en el mes natural con más rayos y tormentas en lo que va de siglo, es decir, que este récord no se refiere solo a los ‘agostos’, sino al conjunto de todos los meses naturales de estos dieciocho años, según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El portavoz adjunto de la AEMET, Rubén del Campo, ha explicado a Europa Press que agosto ha tenido tormentas todos los días menos el día 26, “incluso hubo tormentas en los días de la ola de calor” y es el mes con más rayos.

Tormentas secas

Además, ha destacado que durante la ola de calor se registraron tormentas secas, es decir, aparato eléctrico con poca o nula precipitación y ha recordado que una de ellas dejó caer un rayo que provocó el inicio del incendio de Llutxent, en Valencia.

Asimismo, de toda la treintena ha destacado el día 9, que fue el día con más rayos desde el 1 de enero de 2000, con un total de 268.396 rayos, y además el portavoz ha añadido que “casi la tercera parte de lo que cayó en agosto cayó ese día”.

En la provincia de Toledo se han dado imágenes como esta, a mediados de agosto en Cobisa:

 

De los 31 días, 30 hubo tormentas, ha precisado Del Campo, que explica que esta situación se debe a que han llegado más vaguadas, es decir lenguas de aire frío en altura de lo habitual en un mes de agosto, junto con mayor humedad en el mediterráneo y temperaturas altas en superficie.

Esta actividad tormentosa y eléctrica afectó al principio del mes sobre todo al nordeste y este del país pero el portavoz ha añadido que conforme fue pasando el mes se fue extendiendo prácticamente a todas las zonas.

Una de las tormentas de agosto en Toledo: