Destinada al engorde de cerdos

Luz verde ambiental para una macrogranja de 7.200 cerdos en Pueblanueva (Toledo)

La alimentación será a base de pienso concentrado, mecanizada en toda la explotación, y con varios tipos de pienso según el periodo

Imagen de archivo de una granja porcina.

La Viceconsejería de Medio Ambiente de la Junta de Comunidades ha otorgado autorización ambiental integrada para la realización de una macrogranja porcina de cebo para 7.200 plazas ubicada en el término municipal de La Pueblanueva (Toledo).

La resolución por la que se concede dicha autorización ambiental, publicada en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM), especifica que la explotación proyectada se dedicará al engorde de cerdos con una capacidad de 7.200 plazas y formará parte de un sistema de producción en fases de la que se encargará de la fase 3 o de cebo.

Ello supone que en la explotación entrarán lechones con aproximadamente 20 kilos de peso y saldrán en 125 días con destino matadero con 100 kilos aproximadamente, por lo que, con más tres semanas para limpieza y desinfección, dan un total de 146 días por ciclo y 2,50 ciclos al año.

Alimentación controlada por la explotación

La alimentación será a base de pienso concentrado, mecanizada en toda la explotación, y con varios tipos de pienso según el periodo y el estado de desarrollo y, además, la alimentación será automática con sistema de conducción mecánica desde los silos situados en el exterior de la nave a los comederos.

En total, la explotación se dotará con una nave cebadero que se dividirá en módulos, con una capacidad máxima de 400 plazas de cebo por módulo, y realizará un consumo de agua de 31.536 metros cúbicos al año.

La resolución también ha detallado que la explotación se ha proyectado a una distancia equilibrada tanto para evitar molestias a la población como para reducir los transportes de animales o suministros de materias primas y se han tenido en cuenta los vientos predominantes para su ventilación natural.

En concreto, se ha comprobado la no existencia en la zona de explotación porcina alguna en un radio de un kilómetro, tampoco hay industrias cárnicas ni plantas de tratamiento de purines o vertederos en un radio de 2.000 metros y la distancia al casco urbano más cercano es de 3,36 kilómetros, a La Pueblanueva.