Es el autor de "La trama de agua en la cuenca del Segura diez años después"

Turrión (Greenpeace), en las Cortes Valencianas: el Segura puede ser autosuficiente sin el travase desde el Tajo

El hidrogeólogo Luis Francisco Turrión ha afirmado hoy en Les Corts Valencianes que sigue pensando que la cuenca del Segura "puede ser autosuficiente" sin el trasvase del Tajo, y ha aseverado que así lo advertían desde los años 70 y 80 del siglo pasado varios profesionales que "fueron silenciados"

Imagen del Pleno de estas mañana en Las Cortes Valencianas. Foto - @cortsval

El hidrogeólogo y activista de Greenpeace, Francisco Turrión, ha comparecido en la comisión parlamentaria de Medio Ambiente para explicar el informe elaborado por él y publicado por Greenpeace “La trama de agua en la cuenca del Segura diez años después”, que recoge “errores de planificación” que “hacen creer” que en la cuenca del Segura hay menos agua de la existente.

La comparecencia la había solicitado el PSPV-PSOE, cuyo diputado David Cerdán ha indicado que el informe genera “muchas dudas” pues hace “aseveraciones desconcertantes, al tiempo que esperanzadoras si fueran reales”, por lo que son necesarias explicaciones en el momento “crucial” en que se van a revisar los plantes de cuenca.

El diputado del PP José Císcar ha tachado de “infundados y carentes de rigor” los datos del informe, sobre el que ha dicho que veinticinco expertos han firmado una carta abierta en la que “le desmienten de forma rotunda y categórica” y censuran sus afirmaciones como “falsedades pseudocientíficas”.

Turrión ha replicado que muchos de esos firmantes colaboran o lo han hecho con el Ministerio de Agricultura; ha asegurado que se está elaborando una carta de otros expertos que piden que se haga caso a las cuestiones técnicas del informe, y ha confesado que él pensaba lo mismo hace veinticinco años, pero lo que ha visto con sus ojos le ha hecho cambiar.

“Creo que nos merecemos la oportunidad en España de confirmar el potencial de las aguas subterráneas de la cuenca del Segura y del Júcar, junto con el agua desalada y desalobrada, para generar progreso y desarrollo en la cuenca y desengancharnos, depender menos y salvar el Tajo”, ha aseverado.

Existe a su juicio “autosuficiencia hídrica” en la cuenca del Segura si se tiene en cuenta un “volumen importante de agua no contabilizado”, como la de los embalses subterráneos, los acuíferos inferiores, las masas de agua subterráneas que van al mar o las transferencias laterales.

Si no se tienen en cuenta esos datos, “es lógico pensar que la cuenca del Segura no tiene agua”, ha aseverado, pero según ha dicho la cuenca del Segura tiene 2.100 hectómetros cúbicos de recursos naturales y desalinizados, lo que supone un superávit de 372 hectómetros sin contar el agua de los trasvases.

En su opinión, en el actual plan hidrológico de la cuenca del Segura no se ha recogido la corriente subterránea submarina, pese a que “puede haber hasta quince ríos Segura que van al mar”, y hay una “sobredimensión” de la evaporación real, pues se sostiene que de cada diez gotas que llueve se evaporan nueve.

“Si decimos que hay poca lluvia pero mucha evaporación, tendremos muy pocos recursos y pensaremos que estamos en un sistema desértico”, ha aseverado Turrión, quien ha destacado que “hay un descuadre de 600 hectómetros” si se hacen las cosas como en el Júcar a si se hacen como en el Segura, y “de eso depende decir que no hay agua y hay que pedir trasvases”.

Ha criticado que los planes hidrológicos toman los datos de lluvia y evaporación del Centro de Experimentación de Obras Públicas y no de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), pese a que esta es “la autoridad” en materia de clima en España, mientras que el otro centro usa pluviómetros “ficticios” donde no tienen.