Inicio > Sucesos > Cae una banda de atracadores violentos en Alicante con detenciones en Domingo Pérez (Toledo)


Un grupo armado y con pocos escrúpulos

Cae una banda de atracadores violentos en Alicante con detenciones en Domingo Pérez (Toledo)

Dos españoles de 45 y 29 años, y tres de nacionalidad rumana de entre 24 y 41 años

La Guardia Civil de Alicante ha detenido a cinco hombres, en tres poblaciones alicantinas y en Domingo Pérez (Toledo), que integraban una de las bandas criminales armadas más violentas y con menos escrúpulos, dedicada a realizar atracos en diversas poblaciones de la provincia.

POR efe. sábado, 07 de enero de 2017

Según han informado fuentes de la Guardia Civil, el grupo criminal estaba preparando "un gran golpe" con el que esperaban conseguir más de 100.000 euros, por lo que los agentes de la Guardia Civil tuvieron que precipitar la detención de estos 5 individuos, antes de que lo llevaran a cabo.

A los detenidos, dos españoles de 45 y 29 años, y tres de nacionalidad rumana de entre 24 y 41 años, se les considera presuntos autores de los delitos de pertenencia a organización criminal, robo con violencia e intimidación, robo con fuerza, robo de vehículo a motor, tráfico de drogas, detención ilegal, tenencia ilícita de armas y usurpación de funciones públicas.

Las detenciones se han realizado en las localidades de Crevillente, Granja de Rocamora y Albatera, de la provincia de Alicante, y en la localidad toledana de Domingo Pérez.

En uno de los golpes, los integrantes de la banda llegaron a amordazar, maniatar y golpear a una anciana de 85 años que sufría una enfermedad terminal.

Según fuentes del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Guardia Civil de Alicante, el grupo utilizaba uniformes simulados y vestimenta policial para confundir a sus víctimas.

Efectuaban sus intervenciones armados y no dudaban en emplear la violencia para amedrentar a sus víctimas que, en ocasiones, eran otros grupos criminales, a los que robaban dinero en efectivo y drogas.

Su modus operandi consistía en entrar por la fuerza, con chalecos reflectantes y pasamontañas, haciéndose pasar por policías, para después retener a sus víctimas, a las que agredían para conseguir el botín.

En otras ocasiones entraban en las viviendas mientras los moradores dormían y, una vez dentro, inmovilizaban a las víctimas que, aterrorizadas, les daban todos los objetos de valor. Usaban también placas falsas de policía para acceder fácilmente a las viviendas y desvalijarlas.

En los cuatro registros realizados se han intervenido prendas de vestimenta policial como un chaleco reflectante con inscripciones policiales, conos de color amarillo, cinta de seguridad de Policía Local, unos grilletes con su llave, placas policiales falsas, grilletes de tela, un inhibidor de frecuencia y joyas, así como herramientas y útiles para la comisión de robos con fuerza.

Otros objetos incautados son una escopeta que figuraba como sustraída, una carabina, un arma de fuego ilegal de fabricación casera, dos revólveres con munición, tres pistolas simuladas y un spray de defensa personal.

Además se han aprehendido 3 kilos de marihuana, 15,42 gramos de cocaína, dinero en efectivo y 4 vehículos de alta y media gama, uno de ellos robado en Alemania.

En el interior de las viviendas fueron localizados igualmente documentación y joyas que habían sido sustraídos en los robos, lo que, según fuentes policiales, ha permitido vincular completamente a los detenidos con la autoría de los atracos.

COMENTARIOS
ESCRIBIR COMENTARIOS

Enviar
Buscar